María, Virgen de la Altagracia

Frank Tejada Cabrera.

La Virgen María, en la advocación de la Altagracia, es un cuadro pintado en España y traído al país de 1510 a 1515 por los hermanos Trejo, a Higüey, donde se hizo una capilla, comenzando el culto a la virgen, porque en la localidad Limonade, cerca de Cabo Haitiano, Haití; se realizó una batalla entre franceses y españoles el 21 de enero de 1691. Los criollos de Higüey, que acompañaban a los españoles, ofrecieron a la virgen que, si regresaban con vida, vivos y sanos, celebrarían el día de la Altagracia. El milagro sucedió y a partir de 1692, el 21 de enero de cada año, en agradecimiento por la vida, se celebra la fiesta, que luego abarcó el país.
RD logró su independencia el 27/02/1844, precisamente de los haitianos, que gobernaron en Quisqueya de 1822 a 1844. Ahora en el 2020, los haitianos están penetrando pacíficamente al país, porque la frontera la han dejado abierta, a partir de 1961. Sin embargo, no deberíamos perder la esperanza de controlar la frontera.
San Agustín dijo: “La oración es la fuerza del hombre y la debilidad de Dios”. Mateo capítulo 7,20 dijo: “Por sus frutos los conoceréis”. Los milagros a las gentes, es la base de la devoción. El eje central del cuadro es: Jesús, María y José; indicando la presencia de Dios, porque María y José protegen a Jesús. El profeta Juan, capítulo 8,12 expresa que Jesús dijo: “Yo soy la luz del mundo; el que me siga, no caminará en tinieblas, sino que tendrá luz de vida”.
El cuadro de la Altagracia tiene una luz, que representa la esperanza de la vida. En cada navidad se celebra el nacimiento de Jesús, fecha que invita a la reflexión sobre la vida y el trabajo; pensando en la patria, porque los colores del cuadro tienen relación con la bandera dominicana, donde el azul simboliza la divinidad, el rojo la humanidad y el blanco la pureza.
El 15 de agosto de 1922 fue la coronación canónica de la Virgen de la Altagracia: Virgen santísima, madre nuestra de la Altagracia; ampara y defiende al pueblo dominicano. La basílica fue inaugurada el 21 de enero de 1972, con la presencia del presidente Balaguer. El 12 de octubre de 1992 fue bendecida por el papa Juan Pablo II. A partir de 1924 es día de fiesta nacional y a partir de 1927, la Iglesia coloca ese día de precepto.
RD tiene varias advocaciones a María, pero la gran devoción es a la Altagracia, celebrada el 21 de enero. La fe mueve montañas. La mayoría del pueblo es devoto por la Altagracia y celebran su día con oraciones y fiesta mariana. La vela se hace el 20 de enero en la noche y el 21 es la celebración de la fiesta, que también celebran la vela a la Virgen, como demostración de fe y hay peregrinación a la Basílica de Higüey. Viva la protectora del pueblo dominicano. Viva RD. Loor a cada dominicano, que defiende su patria. La Virgen de las Mercedes es la patrona. La Iglesia Católica debería promover más la fe mariana con proyectos de desarrollo.