Marilyn Monroe Solo hay una

http://hoy.com.do/image/article/672/460x390/0/F0E1046B-474B-4D11-B83D-48A2CA6886A6.jpeg

Es considerada una de las mujeres más atractivas en la historia del séptimo arte. Marilyn Monroe falleció el 5 de agosto de 1962 a causa de una sobredosis de barbitúricos, en circunstancias nunca esclarecidas. La primera hipótesis que barajó la justicia estadounidense fue la de suicidio, que nunca pudo ser corroborada.

ESTADOS UNIDOS

EFE REPORTAJES. Marilyn Monroe nunca deja de estar de actualidad, pese a que el año próximo se conmemorará el 50 aniversario de su fallecimiento. La sensualidad de sus gestos, el poder de su mirada a cámara, la angustia que destila su seriedad, el misterio de su existencia y su muerte la convierten en permanente centro de atención.

La película “My week with Marilyn”, dirigida por Simon Curtis, se presentó en el Festival de Cine de Nueva York y a finales de noviembre se estrenará en Estados Unidos. Es la primera película que se realiza sobre la actriz y nace basada en el libro de memorias de Colin Clark, quien fue asistente de Lawrence Olivier, durante el rodaje de “The Prince and The Showgirl” (“El príncipe y la corista”) de la que ambos actores eran protagonistas y Olivier también director.

Meses antes de comenzar el rodaje se especuló con la posibilidad de que Angelina Jolie fuera la protagonista del filme. Imágenes de ambas juntas contrastando su parecido natural hacía presagiar que así sería, sin embargo, se barajaron varios nombres más, y aunque en las quinielas nunca apareció Michelle Williams (“Brokeback Mountain”) ha sido ella quien finalmente ha interpretado a la glamousa y bella actriz.

Tres horas y media de maquillaje y peluquería y un cuidadoso estudio sobre la manera en la que gira su cabeza al sonreír o cómo mueve sus manos convierten a Michelle  en una copia casi exacta de Marilyn, un personaje que, según revela la actriz, desde siempre le fascinó.

Madonna.   El influjo de la actriz ha llamado a las puertas de otras muchas estrellas de la canción y del cine que han querido emularla.

 Madonna fue la primera de ellas y su instinto no la ha abandonado.

En 2003, como si se tratara de una nueva entrega de “Como cazar a un millonario”, pero sin vestido rosa, la cantante lanzaba con nueva imagen su disco “American Life”, en especial en su single “Hollywood”.

Britney Spears.  En su última gira utilizaba sobre el escenario la maravillosa secuencia de “The Seven Year Itch” (“La tentación vive arriba”) en la que el vestido blanco vuela hacia arriba por el efecto del paso del metro bajo sus pies.

Aguilera.  Otra exquisita cantante, Christina Aguilera, no dudó en sus comienzos en encender sus labios con un carmín rojo intenso y tintar su cabello del rubio más platino. Un vestido ajustado hizo el resto.

Scarlett Johansson.  Es la actual reina del las curvas del celuloide. Sus sensuales labios y voluptuosa figura y su talento también se barajaron como la posible candidata a interpretar “My week with Marilyn”. Su corte de pelo y su estilo durante algunas de sus comparecencias en la alfombra roja son muy parecidas a las del mito y en especial su ‘look’ durante su interpretación en “The Black Dahlia” (“La dalia negra”).

Penélope Cruz.  Una racial y morena belleza como la de Penélope Cruz se transformó en manos del director Pedro Almodóvar durante el rodaje de “Los abrazos rotos” en Marilyn. La fotografía ha salido a subasta y se incluye en la edición de coleccionista del libro “The Pedro Almodóvar Archives”, editado por Taschen, en el que se realiza un profundo recorrido por la filmografía del cineasta manchego, con imágenes desconocidas de sus rodajes.

Marilyn Monroe fue una actriz de cine, cantante y modelo. Nació en Los Ángeles el 1 de junio de 1926. Falleció en 1962.

Zoom

Marilyn Monroe

Relaciones tumultuosas

 A lo largo de su corta vida, Marilyn Monroe (1926-1962) se casó tres veces. Sus tres esposos fueron James Dougherty, acabó como policía retirado; Joe DiMaggio, un deportista que enfermó de celos hasta convertir el matrimonio en un infierno; y, por último, Arthur Miller, el venerado intelectual, el dramaturgo íntegro e inclemente, al que se aferró con desesperación. Dicen que  también jugaron con sus sentimientos  Frank Sinatra y Robert Kennedy, entre otros.