Marina de Guerra considera difícil reprimir migración ilegal

NAGUA.- El jefe de Estado Mayor de la Marina de Guerra dijo aquí que a esa institución le ha sido conferida una difícil tarea, la de reprimir la migración ilegal, y que diariamente sus miembros deben enfrentar situaciones muy particulares que dificultan el trabajo.

El vicealmirante Eurípides Antonio Uribe Peguero expresó que la Marina de Guerra no tiene el control de todas las regulaciones relativas al proceso migratorio, y que el sistema administrativo del Estado fracciona estas responsabilidades en distintas instituciones gubernamentales, lo que a su entender dificulta el trabajo de cada una de las dependencias que intervienen en esta situación.

En ese sentido, el jefe de la Marina de Guerra recuerda que en la mayoría de los países esta labor es exclusiva de las autoridades de Migración.

Las declaraciones del jefe de la Marina de Guerra se produjeron durante una conferencia que ofreció en Nagua, este fin de semana, con la asistencia de un numeroso público.

Agrega que incluso la legislación existente no se corresponde exactamente a enfrentar el fenómeno con resultados positivos, debido a que ésta penaliza a una de las partes involucradas: el organizador de los viajes ilegales.

Es de opinión que el legislador ha considerado al viajero o indocumentado como una víctima y no se le penaliza en ninguna forma, lo que a su juicio incentiva y propicia la repetición reiterada del hecho.

“Se nos ve con ojeriza cuando reprimimos a los presuntos ilegales, apresando y sometiendo a los implicados, pero también cuando un viaje logra llegar a su destino o cuando una yola naufraga y perecen unos cuantos, entonces se nos acusa de que somos ineficientes”, dijo Uribe Pequero.

Sin embargo, el vicealmirante expresó que pese a las críticas negativas y las dificultades que la Marina encuentre para hacer su trabajo, seguirá con la tarea que le ha encomendado el presidente Hipólito Mejía, de enfrentar y reducir el trasiego de indocumentados a Puerto Rico, así como los contrabandos de drogas, armas y mercaderías en sentido general.