“Mariposas de acero” … y su vuelo infinito

“Mariposas de acero” … y su vuelo infinito

Escena del musical “Mariposas de acero”, presentado el pasado fin de semana en la sala Carlos Piantini del Teatro Nacional Eduardo Brito.

El musical contó con las actuaciones de Adalgisa Pantaleón, Nashla Bogaert, Hony Estrella, Coral González, Diana Ramos, Frank Ceara y Judith Rodríguez, entre otros

Mariposas de Acero” es un musical histórico, en sus dos acepciones, por su argumento sobre un hecho real y por su magistral puesta en escena en el Teatro Nacional el pasado fin de semana.

Waddys Jáquez, dramaturgo y director general, ha elaborado un texto apegado a la verdad histórica, no podría ser de otra manera, la historia de las Hermanas Mirabal y otras Mariposas, por su valor al enfrentar la feroz tiranía de Rafael Leónidas Trujillo, es un legado, y su impronta es un vuelo infinito que trasciende en el tiempo.

La conjunción de expresiones artísticas, además de la tecnología, convierten este musical en un gran espectáculo, que emociona, y mantiene al espectador en un sutil suspenso, no siempre la risa es la clave del entretenimiento. Pero la verdad escénica solo es posible a través del elemento único e insustituible, el actor, la actriz, que logran un desempeño excelente.

La música nos envuelve, un militar colocado en platea da la orden, mientras se proyectan imágenes dantescas; revivimos entonces, -nosotros los pasado meridiano- aquellos momentos en el que fue abatida la estudiante universitaria Sagrario Ercira Díaz en 1972, pensamos entonces, la escena es futurista, acaso es un símbolo, restos de la tiranía…

Puede leer también: Tom Holland anuncia que deja las redes para cuidar su salud mental

Waddys Jáquez, director del musical, junto a parte del elenco artístico y técnico.

De vuelta al pasado, se recrea la casa de las Hermanas Mirabal en Ojo de Agua, la escena bucólica con las niñas es hermosa, inicia el drama musical, que de manera cronológica nos va narrando la historia de estas Mariposas.

Cada escena es un espectáculo en sí mismo, la música, el canto, la danza, es propicia a cada momento, conocemos entonces a las Mirabal. Minerva es el ejemplo de la mujer decidida, valiente, capaz de enfrentar al tirano, primero en su acoso, luego como estudiante, y como parte de un movimiento revolucionario.

Una actriz de excelentes condiciones se apodera del personaje, es Nashla Bogaert, logrando proyectar el temperamento de acero de esta Mariposa.

Otras actuaciones muy buenas son las de Hony Estrella y Coral González como Patria y María Teresa respectivamente.

El tirano tiene un excelente exponente, Frank Ceara, quien logra expresar los matices del personaje. Los esbirros del trujillado, Johnny Abbes, Ciriaco de la Rosa y los agentes del SIM, van recreando el ambiente de terror, sus intérpretes Gnómico, Erick Guzmán, Benny Carlos Pérez y José Mota, logran su cometido en la obra.

Le recomendamos leer: Romeo Santos llega con su “Formula Vol. 3” este 1 de septiembre

Un elemento transversal que mantiene la cohesión y fluidez del texto, especie de hilo conductor, es Dedé Mirabal, la hermana sobreviviente.

Posesionada del personaje, la actuación de Adalgisa Pantaleón nos pareció estupenda, sin duda a nuestro entender, la mejor actuación de su carrera.

Diferentes géneros musicales son interpretados por la banda dirigida por Pablo García, colocada en un segundo plano, parte de la funcional y polivalente escena.

Los bailarines recrean un atractivo movimiento danzario, y los actores a manera de poesía coral, pronuncian verdaderas proclamas.

Las proyecciones ilustrativas cambian, la referencia a los expedicionarios del 14 de junio conmueve, mientras se escuchan los versos de su himno: “Llegaron llenos de patriotismo, Enamorados de un puro ideal Y con su sangre noble prendieron, La llama augusta de la libertad”.

Otro punto a destacar de ese memorable musical, es la inclusión del vuelo de otras Mariposas. Judith Rodríguez, identificada con el personaje -aún con vida- encarna la viva imagen de Sina Cabral, aguerrida mujer, ejemplo de honor, especie de memoria crítica, cuyo vuelo aún espera, mientras sus huellas como nombre grabado en la corteza se ahonda cada día.

En un revoloteo fugaz vemos las imágenes de otras Mariposas que dejaron su estela, la Dra. Asela Morel, Miriam Morales, Fe Ortega y Dulce Tejada.

La escena de los asesinatos en la famosa Silla eléctrica de La 40, es estremecedora y mientras, paradójicamente, se escucha “Era Gloriosa” la famosa pieza musical en loa al Jefe, que decía: “Era Gloriosa”, vive mi país, en toda forma el pueblo se siente feliz”.

El amor, los ideales compartidos unen a Minerva con Manolo Tavares, a Patria con Leandro Guzmán, los actores Nico-Clínico y Alejandro Moss dan vida a estos personajes históricos. Luego de su liberación, las Hermanas Mirabal deciden ir a la cárcel a visitar a sus esposos presos, en compañía de su chofer Rufino de la Cruz –José Mota-.

La escena final es conmovedora, el destino de las Mariposas estaba escrito por la voluntad de un tirano asesino, el vehículo en que viajaban fue tirado por un barranco. Iniciaban su vuelo las Mariposas de Acero. Como colofón, todos a una en escena, con voz vibrante proclaman, para que no se olvide. Nunca más….

El público emocionado, puesto de pie, aplaudió una y otra vez. “Mariposas de Acero”, marca un hito en la historia del musical de nuestro país.

Le puede interesar: Los Óscars se disculpan con indígena recogió premio de Marlon Brando