Marranzini dice reto de Bichara es  dar   24 horas luz a 50% población

El saliente vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Celso Marranzini, afirmó ayer que dejaba la institución con US$510 millones en bonos,  una deuda de US$200 millones de las instituciones no cortables, y casi el 50% de los dominicanos con servicio de energía 24 horas.

Al hablar  en el acto de traspaso de sus funciones  a Rubén Bichara, Marranzini dijo que el gran reto de su sucesor en la CDEEE es lograr antes de finalizar el 2016, que ese otro 50 por ciento de la población también goce del servicio eléctrico las  24 horas, tal como lo ha prometido el presidente Danilo Medina.

Problemas que confrontó. Refirió que durante su gestión de tres años en la CDEEE enfrentó dos grandes problemas, que fueron: el precio del petróleo, que lo encontró a US$55 el barril,  y  la Comisión de Hacienda.

Agregó que, desgraciadamente,  Bichara asume la administración de la institución con el petróleo a US$112 el barril, pero sin el problema de Hacienda, “porque  quien hoy tomó el Ministerio de Hacienda,  Simón Lizardo, desde la Contraloría General de la República  siempre me dio una ayuda y una asistencia total”, subrayó.

Marranzini  afirmó que  se va de la CDEEE satisfecho de la labor realizada, ya que dejaba el país “iluminado”, y dijo que no tiene duda de la capacidad de Bichara para  concluir lo que falta.

“Este es un trabajo que demanda sacrificios enormes. Ahora vuelvo a mis negocios y a mi familia, a la que definitivamente tuve que abandonar por muchas horas para dedicárselas a esta empresa; pero puedo decir a mi familia, a mi madre, mis hermanos, a mis hijos,  mi esposa,  y a mis nietos, con la frente en alto, del deber cumplido”, puntualizó  Marranzini.

Resalta labor de Marranzini. El Ministro de Hacienda, Simón Lizardo,    quien posesionó a Bichara en la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales, resaltó la labor del saliente administrador de la institución.

Afirmó que Celso Marranzini hizo un gran esfuerzo en el ejercicio de sus funciones, y dijo esperar  que el legado y el trabajo que dejó en las empresas energéticas sea realmente visto por toda la ciudadanía, dada la complejidad de esa institución  y la crisis, tanto de la producción como de la administración energética.

En cuanto a Bichara, dijo que  éste tiene el  reto de llevar lo que ha sido uno de los acuerdos contenidos en la Estrategia Nacional de Desarrollo, que es conjurar toda la crisis en la CDEEE. “Confiamos en su capacidad, su entrega y en su transparencia como ha sido la costumbre en las funciones que anteriormente  él ha tenido a su cargo”.

Bichara promete mejorar sistema energía

Tras ser posesionado como nuevo vicepresidente ejecutivo de la CDEEE, Rubén Bichara se comprometió ayer a adicionarle mejoría al sistema eléctrico nacional, y a trabajar en equipo y con transparencia.

Dijo que el papel de cualquier servidor público es generar valor a lo que se  le pone en las manos, y que eso hará él en la CDEEE, para lo cual pidió el concurso y la buena voluntad de todos  para poder seguir echando hacia adelante el sector eléctrico.

“La perfección no existe, entonces, el que podamos agregar valor,  mejorar lo que se  pone en nuestras manos, y sobre lo construido, seguir haciendo cosas mejores es nuestra tarea”, agregó.

Afirmó que nunca anheló ir al sector eléctrico, “y en esta ocasión no lo pedí ni lo insinué directa ni indirectamente; sencillamente, si tenía algún espacio lo dejé a discreción del Presidente (Medina), y agradezco la confianza que ha depositado en nosotros al darnos esta responsabilidad”, dijo. Bichara fue posesionado en el cargo por el ministro de Hacienda, Simón Lizardo.