Más de 2 millones de norteamericanos viven tras las rejas

WASHINGTON, Abr 25 (AFP) – La población carcelaria de Estados Unidos, la mayor del mundo, batió un nuevo récord y superó los 2,1 millones de presos el año pasado, con lo cual uno de cada 138 habitantes del país vive tras las rejas, según estadísticas oficiales difundidas este domingo.

Los nuevos datos aumentan la distancia que separa a Estados Unidos de Rusia y China, que le siguen en la lista de países con mayor número de presos.

“Las cifras son coherentes con las de los últimos años”, dijo a la AFP Paige Harrison, experta en estadísticas del departamento de Justicia y co autora del informe sobre la población carcelaria estadounidense.

“Estamos viendo un crecimiento contínuo de (el número de reclusos) en penitenciarías y cárceles, pero a un ritmo menor que hace 10 años”, agregó.

El estudio muestra que la cantidad de personas presas en los distintos establecimientos correccionales del país se incrementó en un número estimado de 48.452 (3,2%), en el período de 12 meses que concluyó el 30 de junio de 2004.

En otras palabras, 932 personas fueron presas en Estados Unidos cada semana durante ese lapso.

La tasa de encarcelamiento alcanzó el récord de 726 reclusos cada 100.000 habitantes, frente a 716 el año anterior.

Las prisiones federales, que mayoritariamente albergan infractores a las leyes sobre drogas, fueron las que registraron un mayor aumento en su población: 6,3%. La cantidad de presos en cárceles de condado aumentó 3,3%, y en las estatales el incremento fue de 1,3%.

En 13 de los Estados de la Unión, el aumento de la población carcelaria gfue de al menos 5%. Minnesota ocupó el primer lugar con 13,2%, seguido de Montana (10,5%) y Arkansas (8,9%).

La población carcelaria femenina creció 2,9%. La cantidad de prisioneros hombres -que en Estados Unidos tienen 11 veces más probabilidades de ir presos que las mujeres- llegó a alcanzar una tasa de 1.348 cada 100.000 habitantes.