Más de 250 bandas, muchas latinas, echan raíz  en España

Madrid. EFE.  El fenómeno de las bandas juveniles desembarcó en España hace cinco años, en el caso de las latinoamericanas en versiones menos feroces que las que actúan en sus países de origen, y se han asentado en las grandes capitales, donde hay identificados unos 250 grupos.

Según la juez española de menores Concepción Rodríguez, las bandas en España podrían clasificarse en aquellas que tienen una ideología definida- de extrema derecha (se habrían identificado 47 grupos) y de extrema izquierda (70), y las latinoamericanas que, en 2007, podrían ascender a 150. Se asientan sobre todo en Madrid y Barcelona, pero el fenómeno también se extiende en los últimos años a otras regiones como la Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía y Aragón.

Su implantación en Europa es reciente y, a diferencia de las que actúan en Latinoamérica, son menos peligrosas porque no están vinculadas al tráfico de armas y de drogas, explica la juez. Según datos de Europol, en 2002 el número de bandas en Europa ya superaba las cuatro mil y en más de 40.000 los menores que las integraban.

En España, se observa un aumento de las pandillas procedentes de Latinoamérica que en 2006 eran 20 y el pasado año ascendían a 150, precisa la juez de menores, aunque también lo han hecho las vinculadas a la extrema izquierda y a la extrema derecha.