Más de 300 familias viven entre la basura y las aguas residuales

Más de 300 familias viven entre la basura y las aguas residuales

Las aguas residuales entran a las viviendas.

Se quejan que el cabildo de Santo Domingo Norte no los tiene en la lista de obras del presupuesto participativo.

Condenadas a vivir en medio de aguas residuales y la basura se encuentran unas 300 familias en el sector Las Colinas, de Los Guarícanos, en Santo Domingo Norte, que ante la mirada indiferente del Ayuntamiento de Santo Domingo Norte piden al presidente Luis Abinader les ayude.

Dirigentes comunitarios de la zona expresaron que la condición de vulnerabilidad en las que están sumidos los lleva a convivir también con la contaminación que expulsan las aguas infectadas de una cañada, que está en el mismo corazón del lugar.

“Tú entras a página del ayuntamiento y ves cómo se anuncia una inversión de unos RD$80 millones en obras de infraestructuras en varios sectores de esa demarcación, pero de nosotros no se nada. Aquí no vive gente”, dijo indignado José Almánzar uno de los residentes.

Según explicó el periodista Fernando Suero, quien reside cercano a la zona, ciertamente de las 17 obras que están contempladas en el presupuesto participativo para el año 2022, solo abarca la ejecución a las personas que son residentes en zonas urbanas y rurales.

“En el caso de Los Guarícanos, específicamente, en el sector Las Colinas, no se observa ninguna partida presupuestaria dirigida a resolver problemas de esas familias”, dijo.

Los residentes en Las Colinas consideran que es insoportable seguir un año más más viviendo entre la basura y aguas residuales, cuando a otros sectores se les privilegia con la construcción de obras.

“Esto es una muestra de que por aquí solo somos importantes cuando hay campaña política”, expresó Dolores Castillo quien pidió a Luis Abinader ir en ayuda de los comunitarios.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas