Más de 40 años  al servicio de Dios

http://hoy.com.do/image/article/185/460x390/0/8CAEC585-6AE7-4243-B0E6-FED21F94FE8D.jpeg

POR MIRFAK ROWLAND
Con más de 45 años realizando la labor de pastor, el reverendo Félix Hernández puede ser considerado como una fuente de sabiduría y de conocimientos acerca del cristianismo y de las cuestiones de tipo secular.

Oriundo de Higuey, ha llevado el mensaje de la palabra de Dios ha diversas personas en diferentes comunidades del país como es el caso de Miches, Santiago y otras zonas de la capital. Su vocación la trae consigo desde la infancia, y en la actualidad, puede decir con orgullo que ha contribuido con la formación de líderes pastorales y predicadores.

 El reverendo Hernández pastorea la iglesia Asamblea de Dios “El Calvario”, ubicada en la Abraham Lincoln,  a la que pertenecen más de 700 personas que  cada día, desde hace más de 24 años, reciben sus enseñanzas y experiencias.

“Cuando uno trabaja con la comunidad uno se siente bien, porque entiende que está haciendo la labor que debe realizar todo pastor, que es la de mantener en comunión a los hermanos”, indicó.

Expresó también que desde pequeño ha sentido vocación por el cristianismo, por lo que perteneció a diversas instituciones católicas, para luego, por convicción, pasar a pertenecer a la iglesia evangélica.

Pero sus conocimientos y vocación no han sido transmitidos solamente a los miembros de su iglesia, ya que su familia también ha recibido y ha aprendido a convivir con la presencia de Dios en sus corazones.

“Tanto mi esposa como mis hijos son evangélicos, tengo una hija que trabaja en una iglesia en los Estados Unidos, mientras que los otros me ayudan aquí  en las labores de la  iglesia”.

El reverendo Félix Hernández no es pastor por casualidad, pues se ha formado en diversas áreas seculares. Realizó una licenciatura en Teología en México, una licenciatura en educación en la Universidad Pedro Henríquez Ureña (UNPHU),  una maestría en educación en la UASD, un doctorado en educación pedagógica en Cuba y un doctorado en consejería pastoral en Miami.

Su formación es vasta y sus conocimientos por las experiencias vividas le dan autoridad para desempeñar su labor, por lo que considera que un verdadero pastor debe poseer experiencia, buena imagen ante los miembros de la congregación y ante la sociedad, además de haber realizado cursos seculares de larga duración en el extranjero.

Manifiesta que en estos momentos está surgiendo una nueva generación de pastores a los que se les ha hecho más fácil la formación gracias a los avances en la tecnología, pero agrega que el liderazgo no es la única cualidad que deben poseer estos nuevos maestros bíblicos y predicadores para desempeñar esta función.

“El verdadero pastor debe tener una formación sólida y experiencia, además de vastos conocimientos teológicos y prácticos, con esto debe reforzar su liderazgo”, dijo.

En cuanto a la situación actual en la que se encuentra nuestro país a causa de la violencia, el reverendo exhortó a los pastores y a las personas en general a buscar el camino en el que lo bueno se impone ante lo malo.

“En nuestro país se está viendo una inversión de valores en donde la injusticia y las malas acciones dominan las actitudes y el modo de pensar de las personas, por tal razón los pastores debemos luchar para combatir este mal”, puntualizó.