Más de 41 mil jóvenes estarán “en el aire” 1 año por pruebas

http://hoy.com.do/image/article/478/460x390/0/4BDE4D76-019A-4F73-94F8-F88B9C473589.jpeg

A pesar de que la secretaría de Educación otorga tres oportunidades para aprobar las Pruebas Nacionales, son 41,146 los estudiantes que deberán esperar a la primera convocatoria del 2010 para hacerse bachilleres, ya que no aprobaron los exámenes.

Este año la secretaría de Educación convocó a las Pruebas a  28,646 estudiantes de octavo curso; 12,901 del nivel medio; 457 de la modalidad técnico profesional y 8,427 de adultos, que estaban pendientes de  años anteriores.

Sin embargo, hay más de cuatro mil alumnos que arrastran materias desde hace incluso diez años y que no se presentan a las convocatorias anuales.

En total, este año dejaron materias pendientes 15,815 alumnos de octavo; 21,515 del nivel medio; 2,576 de adultos y 1,240 de la modalidad técnico profesional. Estos, deberán optar por su título de bachiller en la primera convocatoria del año 2010, el mayo.

Tendrán oportunidad

Dentro del grupo, el Consejo Nacional de Educación dispuso otorgar una nueva oportunidad de examinarse a los estudiantes que fueron involucrados en el fraude de las Pruebas Nacionales y que no aprobaron la prueba especial que se les impartió a mediados de octubre.

Con la medida, serán beneficiados 137 estudiantes que no obtuvieron la nota mínima entre los 680 que fueron evaluados. Para la prueba especial, la secretaría de Educación convocó 805 alumnos  que fueron acusados de recibir las respuestas de los exámenes a su celular, luego de que fueran filtradas por técnicos de la cartera y completadas por profesores.

Las claves

1.  Cuestionadas

El sistema de Pruebas Nacionales es duramente cuestionado por especialistas en Educación, ya que entienden que los resultados de los exámenes no retroalimentan las políticas educativas.

2.  Frustración

 Además de servir para evaluar las condiciones académicas de los alumnos, las pruebas nacionales son un elemento de frustración cuando impiden que miles de jóvenes continúen sus estudios.