Más de mil muertos en asueto Semana Santa AL

Bogotá  (EFE).- Más de mil personas murieron violentamente en Latinoamérica durante la Semana Santa, la mayoría en accidentes de tránsito a causa de los numerosos desplazamientos, y otras víctimas de una violencia que no descansa ni los días feriados.

Venezuela fue el país en donde más personas perdieron la vida en el asueto, que en algunos países duró mas de una semana, aunque en la mayoría comenzó el pasado jueves.

La policía indicó que en las barriadas de Caracas se registraron 118 asesinatos, mientras que el director de Protección Civil y Administración de Desastres, Antonio Rivero, precisó que en accidentes de tráfico perecieron 144 personas, un 37 por ciento menos que el año pasado.

Un luto similar se sufre hoy en El Salvador, con 151 víctimas mortales, de las cuales 93 fueron homicidios, 73 de ellos cometidos con armas de fuego, doce con armas cortantes y ocho con objetos contundentes, según datos oficiales.

Otras 33 personas murieron en accidentes de tránsito y 25 ahogadas, informó hoy el Sistema Nacional de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres de El Salvador.  Con 128 muertes, la tragedia tocó igualmente a Guatemala. Según la Policía Nacional Civil (PNC), 60 personas fueron asesinadas con arma de fuego, 28 murieron ahogadas y el resto perdió la vida en accidentes de tráfico y riñas.

En la vecina Honduras el número de fallecidos en la Semana Santa alcanzó los 106, 19 menos que 2006.

La Secretaría de Seguridad informó de que a causa de accidentes de tránsito perecieron 27 personas, a causa de ahogamientos, 14, y a causa de homicidios, 65.

Brasil no escapó del duelo al registrar, de acuerdo con la Policía Federal de Carreteras, 1.744 accidentes, un 29,25 por ciento más que el año pasado, que dejaron como saldo rojo 79 muertos y 1.149 heridos.

Muchas familias mexicanas también lloran luego de las vacaciones. Setenta personas perdieron la vida en accidentes principalmente en los estados de Puebla, Tabasco, Veracruz, Jalisco y Oaxaca, en donde además hubo 150 lesionados.

Los occisos en hechos sangrientos suman 58 en Nicaragua, según el informe de la Policía Nacional y la Cruz Roja, organismos que precisaron que 28 muertes se debieron a homicidios, tres a asesinatos, doce a accidentes de tránsito y quince a ahogamientos.

En Colombia, sostuvo el comandante de la Policía de Carreteras, general Guillermo Aranda, perecieron 50 personas y 53 más resultaron heridas en 37 accidentes de tránsito, cifra que representa un incremento del 127 por ciento en comparación con la del año pasado, cuando hubo 22 víctimas mortales.

La Cruz Roja y la policía de Costa Rica entregaron un reporte en el que figuran 40 muertos, la segunda cifra más alta en los últimos diez años.

El balance del operativo desplegado por el Comité Nacional de Emergencias de República Dominicana es de 32 occisos, entre ellos seis menores de edad.

El número de fallecidos se redujo un 36 por ciento con respecto a la Semana Santa de 2006, cuando murieron 50 personas, y el de los 525 lesionados bajó un 26 por ciento al haberse registrado 181 casos menos que el pasado año.

Paraguay se sumó a la lista negra con 28 fallecidos a causa de doce homicidios, nueve accidentes de tránsito, tres suicidios y cuatro por razones por determinar.

Por su parte, el Jefe del Departamento de Servicio de Tránsito y Carreteras de Carabineros de Chile, mayor Jorge Valenzuela, aseguró que la mitad de las 20 víctimas fatales de los accidentes de tránsito ocurridos en el país corresponde a peatones que cruzaron avenidas descuidadamente o en estado de embriaguez.

La Policía Nacional de Panamá dio cuenta de 17 muertos, entre ellos diez en accidentes de tránsito, dos por homicidio, dos ahogados, dos intoxicados y un electrocutado.

En los días feriados ocurrieron 57 accidentes en las rutas uruguayas que dejaron siete personas muertas y 68 heridas, precisó la Policía de Caminos.

De la misma manera, la Semana Santa fue época de tristeza para las familias de los doce muertos que documenta Bolivia y los siete de Puerto Rico.

En Argentina, el agua causó diez muertes en la región centro-este de Argentina, afectada por graves inundaciones desde el Domingo de Ramos. En las carreteras murieron 24 personas y 62 resultaron heridas.

En Ecuador, según la agencia de noticias de la policía, hasta el mediodía del domingo, se contabilizaron 60 muertos y 109 heridos en accidentes y otros hechos sangrientos.