Mas sobre la PN

No es una coincidencia que el  periódico El Día publicara ayer, en una misma página, tres noticias  sobre la Policía, y que ninguna de ellas hablara de intercambios de disparos ni de agentes haciéndole competencia desleal a los delincuentes. Gracias a esas noticias nos hemos enterado de que el Ministerio de Administración Pública (MAP) y la Policía Nacional trabajan en la elaboración de una nueva escala salarial para los agentes policiales, que el Senado aprobó en primera lectura el llevado y traído proyecto de reforma policial,  y que los senadores oficialistas Cristina Lizardo y Reinaldo Pared Pérez abogaron por  mas controles y disciplina en la institución “para evitar que  se repitan los hechos de los últimos días”. Y no es una coincidencia por la misma razón por la que no hace falta repasar  detalles sobre los hechos a los que aluden los legisladores, pues tanto el video que hizo famoso al raso Daurin Muñoz y los “sueldos  cebolla” como la denuncia, contra un superior jerárquico, del coronel Radhamés Santos Aquino, han sido ampliamente debatidos por la opinión pública, que sigue bien de cerca, episodio tras episodio, lo que ocurre en la Policía, a la espera del desenlace. ¿Cuál  será ese desenlace? Los mas realistas creemos  que los días en la Policía  del raso Muñoz y el coronel Santos Aquino están contados, por lo que pronto serán tan  solo un mal recuerdo para sus jefes, que tendrán los dedos cruzados para que no aparezca otro indisciplinado. Mientras tanto,  los cambios y transformaciones que necesita con urgencia esa institución tendrán que  esperar, pues sin recursos, sin el dinero contante y sonante que este gobierno se niega a buscar con pretextos y falacias, es casi una burla hablar de una nueva escala salarial para sus miembros o   de  la reforma de la que deberá salir una Policía muy diferente a la que hoy  padecemos.