Más sobre la prevención de accidentes

Es muy importante llamar la atención de los encargados de redactar una nueva Ley del Tránsito en el sentido de que deben tener cuidado al aumentar las disposiciones de control y reglamentación de tráfico, esto es, deben ser introducidas o puestas en vigor paulatinamente, para que el público comprenda su necesidad, debiéndose cuidar que las medidas tomadas posean coordinación, sean imparciales y no sean demasiado numerosas para el pueblo pueda aprendérselas.
En todo programa de prevención de accidentes debe estar claramente establecido que el policía de tránsito debe de ser educado, bien entrenado en los problemas y legislación del tráfico y sus juicios han de ser imparciales y justos, y sus obligaciones fundamentales deberán resumirse en regular y disciplinar la circulación en las calles y carreteras: cuidar el patrimonio del Estado representado por los caminos y en caso de accidentes prestar ayuda a conductores, pasajeros y peatones.
La razón principal y la más importante para la prevención de accidentes es evitar en todo lo posible el sufrimiento humano. Los beneficios de esta meritoria actividad influyen en la vida diaria de todos los familiares y dependientes de los que trabajan en los que podemos llamar la Industria Vial. El dolor y el sufrimiento y las vidas truncadas no pueden ser ni son necesariamente producto de esta industria. La base primordial de la prevención de accidentes es la eliminación del sufrimiento humano. Antes de concluir este trabajo queremos también señalar a los señores peatones, que de investigaciones realizadas a fondo por instituciones, tales como la Universidad Americana de Cornell, para averiguar las causas y efectos en los accidentes de tránsito y por qué mueren con frecuencia tantos transeúntes, se deduce que debemos estar alertas para cumplir con sus conceptos.