Matan 100 afganos en combates tras asesinato de un ministro

KABUL (AFP).- Unas 100 personas murieron ayer domingo en Herat, al oeste de Afganistán, en combates entre milicianos fieles al gobernador de esa provincia, Ismail Jan, y soldados de la 17ª división, que estallaron después del asesinato del hijo de ese gobernante y ministro de Aviación, Mirwais Sadiq.

Después de un intento de atentado frustrado contra Ismail Jan a primera hora de la tarde, Mirwais Sadiq murió junto con otras tres personas al ser alcanzado por un disparo de cohete que cayó sobre su automóvil mientras circulaba por Herat, a 600 km al oeste de Kabul.

Tras el asesinato del hijo del “Emir” de Herat, estallaron intensos combates entre milicianos fieles a Ismail Jan y combatientes de la 17ª división, dirigida por el general Zaher Jan Nayebzada y que en teoría se encuentra bajo las órdenes del ministerio de Defensa.

“Es una rebelión contra Ismail Jan”, dijeron a la AFP los habitantes. Los enfrentamientos con armas pesadas, sobre todo con disparos de mortero, estallaron en toda la ciudad, donde intervinieron los tanques, según las mismas fuentes.

Por lo menos cien personas murieron en esos combates, consideró por la noche un importante funcionario local y colaborador del gobernador.

“Hasta cien personas murieron sin duda en los combates, hay ambulancias por toda la ciudad, no tenemos el número exacto” de muertos, dijo a la AFP el funcionario, que no quiso revelar su identidad.

“Oigo movimientos de tanques y disparos de ametralladoras pesadas. Hay cuerpos por toda la ciudad”, declaró a la AFP el representante local de una organización humanitaria internacional, al ser consultado por teléfono desde Kabul.

Los combates proseguían al anochecer pero se concentraban en la periferia norte de Herat, en las inmediaciones del cuartel general de la 17ª división y de la residencia de su comandante, el general Zaher Jan, afirmó el periodista local Fridoon Puyaa.

“Zaher Jan quiso dar un golpe y tomar el control de la ciudad. Ahora está rodeado con sus hombres en su cuartel general y en su residencia”, afirmó el colaborador del gobernador.

“Ismail Jan está vivo, dirige él mismo las operaciones”, agregó.

Los milicianos progubernamentales de la 17ª división obedecen teóricamente al ministerio de defensa y a su ministro, el mariscal Mohammad Qasim Fahim, ex combatiente de la Alianza del Norte (coalición anti-talibán a la que también pertenecía Ismail Jan).

El presidente afgano Hamid Karzai, que ordenó a las autoridades que “tomen las medidas necesarias para detener a los responsables” del atentado, convocó una reunión de emergencia de su gabinete.

Karzai lamentó esta muerte y dio su pésame al padre del difunto y a su familia, según un comunicado de la presidencia.

“Emir” autoproclamado de Herat, Ismail Jan, héroe de la resistencia a la ocupación soviética (1979-1989) y uno de los principales estandartes de la lucha contra los talibanes, ejerce desde la caída del régimen de las milicias islamistas, en el otoño (boreal) del 2001, un control absoluto sobre la región de Herat y en la práctica es uno de los principales adversarios de Karzai.