Matan alto funcionario Irak; liberan a tres periodistas

http://hoy.com.do/image/article/53/460x390/0/BE035AEF-C082-423E-8F9B-266B523F9E57.jpeg

BAGDAD (AFP).- Un alto funcionario del gobierno y su chofer fueron asesinados este domingo en Bagdad, al tiempo que un tribunal penal condenaba a muerte a tres insurgentes por asesinatos, secuestros y violaciones, al día siguiente de la puesta en marcha de un nuevo plan gubernamental para luchar contra la violencia en el país.

   Además los tres periodistas rumanos y su guía que estaban secuestrados en Irak, fueron liberados y están bajo la protección de las autoridades rumanas, anunció el domingo en Bucarest el ministerio de Relaciones Exteriores de Rumania.

   “Los tres periodistas y su guía están sanos y salvos y desde las 13H44 locales (10H44 GMT) bajo la protección de las autoridades rumanas”, indicó el portavoz de la presidencia Adriana Saftoiu.

   En Bagdad ni la parte estadounidense ni la embajada de Rumania proporcionaron información alguna sobre esta liberación.

   Marie Jeanne Ion, periodista de Prima TV, su camarógrafo Sorin Miscoci y el corresponsal del diario Romania Libera, Eduard Ohanesian, fueron secuestrados el 28 de marzo en los alrededores de Bagdad, con su guía, Mohamed Munaf.

   Los secuestradores, la Brigada de Muadh Ibn Jabal, fijaron un ultimátum el 27 de abril para que Rumania anunciara la retirada de sus 860 militares desplegados en Irak, petición que rechazó el gobierno rumano.

   En el terreno un alto funcionario del ministerio de Comercio iraquí, Alí Mussa Salmane, fue asesinado junto a su chofer por hombres armados, según una fuente del ministerio iraquí del Interior.

   Además dos civiles murieron y una veintena resultaron heridos en ataques en la capital y el norte de Irak entre el sábado de noche y el domingo de mañana, según fuentes de seguridad.

    En el plano judicial, tres miembros del grupo Ansar al Sunna, vinculado a la red terrorista Al Qaida, acusados de asesinatos, secuestros y violaciones, fueron condenados a muerte el domingo por un tribunal iraquí.

   Estas condenas a muerte son las primeras en ser pronunciadas bajo el gobierno del Primer ministro Ibrahim al-Jaafari, que recientemente anunció el restablecimiento de la pena capital que fue suspendida por los estadounidenses tras la invasión de Irak en marzo de 2003.

   Los condenados, de 25, 30 y 44 años, reconocieron haber participado al menos en 20 operaciones durante las cuales mataron o secuestraron a policías y violaron a mujeres iraquíes.

   El Tribunal penal especial de Kut, 175 km al sur de Bagdad, anunció que la sentencia sería aplicada en un plazo de “10  días”, sin que se sepa por ahora cómo serán ejecutados los condenados.

   Dos sirios, detenidos a principios de año en una operación estadounidense en Faluya, al oeste de Bagdad, fueron condenados a cadena perpetua por sus relaciones con la guerrilla, según un comunicado del gobierno.

   Por otra parte, representantes del jefe chiíta radical Moqtada Sadr iniciaron este domingo una mediación en la crisis provocada por las acusaciones sunitas sobre la implicación de chiítas en el asesinato de religiosos en Bagdad.

   “Se trata de una mediación y hablaremos abiertamente de lo que pasó”, declaró un responsable del gabinete de prensa del Comité bajo el anonimato.

   El Comité de los Ulemas, la principal asociación religiosa sunita de Irak, acusa a los servicios de seguridad iraquíes, ayudados por la organización Badr, de haber “asesinado” a 14 sunitas, tres de ellos imanes, en el oeste de Bagdad.

   La Organización Badr es la heredera de la Brigada Badr, el brazo armado del Consejo Supremo de la Revolución Islámica en Irak (CSRII), uno de los pilares del gobierno predominantemente chiíta del primer ministro Ibrahim al Jaafari.

   El ministro iraquí de Interior Bayan Baqer Sulagh precisó que el gobierno había puesto en marcha en los últimos dos días “un nuevo plan” para mejorar la seguridad, sin brindar más detalles.