Matan juez tenía caso droga Perú

LIMA (AFP).- El asesinato a tiros de un magistrado que tenía en sus manos el juicio contra el Cártel cocainero de Tijuana, la más grande mafia desarticulada en los últimos años en Perú, generó conmoción en los tribunales e infundió temor entre los jueces peruanos que atienden casos de narcotráfico.

El crimen fue perpetrado en un restaurante del centro de Lima cerca del Palacio de Justicia y de una comisaría por dos sicarios que llegaron en una motocicleta, uno de los cuales se acercó al magistrado y le disparó a corta distancia varias veces utilizando un silenciador, tras lo cual fugó.

El juez, Hernán Saturno Vergara, de 60 años, murió en el acto. Además, un familiar que lo acompañaba quedó gravemente herido.

El magistrado integraba la Primera Sala Penal de Reos en Cárcel, que juzgaba a unas 50 personas -mexicanos, colombianos, peruanos y un guatemalteco- acusadas de integrar la banda del Cártel de Tijuana en Perú.

El homicidio provocó consternación y repudio, y generó honda preocupación en los tribunales peruanos por la inseguridad que rodea a los jueces, que tienen escasa protección.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Walter Vásquez, condenó el atentado y admitió que se ha producido “un lógico temor y preocupación notable” entre los magistrados, urgiendo al gobierno a dar mayor protección a quienes administran justicia en Perú.

En forma intermitente se han producido atentados contra jueces, refirió Vásquez, precisando que a principios de mes fue asesinado un juez de paz en la región centroandina de Huánuco.