Mateo advierte sobre incremento de enfermedades

ALTAGRACIA ORTIZ G
a.ortiz@hoy.com.do 
La población dominicana está ante un peligro inminente por el incremento de las enfermedades cardiovasculares como la hipertensión y el infarto agudo del miocardio, advirtió ayer el presidente de la Fundación Dominicana de Cardiología, doctor Héctor Mateo.

En ese sentido, llamó a las familias a inculcar el hábito de alimentos sanos y una rutina de ejercicio en los pequeños, lo que debe iniciar por el ejemplo de sus padres.

A su juicio, la niñez del país está “ante el ojo del huracán”, pues han asumido patrones de alimentación que son nocivos por estar saturados de grasa y de carbohidratos.

Mateo dijo que las enfermedades cardiovasculares se manifiestan en adultos, pero la verdad es que el trabajo de estas patologías comienza a incubarse en los niños.

“Es en la niñez que esas enfermedades comienzan a incubarse, en las arterias y cuando llegan a  los 15 años se pueden observar las placas ateromatosas que son las precursoras de la arterosclerosis”, advirtió. Insistió que es en la niñez que se debe hacer la promoción de la salud cardiovascular, pues es justo ese segmento de la población es que gusta del consumo excesivo de alimentos cargados de grasa y carbohidratos.

Con esa población se debe trabajar desde los cinco a los 10 años de edad. “Nos preocupa la gran cantidad de niños con sobrepeso y obesidad, esos son candidatos a enfermarse, viven feliz ahora, pero son potencialmente enfermos”, indica el galeno.

El experto dijo que aunque el país no cuenta con estadísticas, los cardiólogos están preocupados por el incremento de la obesidad en infantes, lo que los convertirá sin lugar a dudas en futuros cardiópatas. Febrero es el mes dedicado al corazón, por eso este año el énfasis se hará en la prevención para la población infantil.

“El niño en el ojo del huracán”, ese es el lema de los cardiólogos este año. Las enfermedades cardiovasculares son responsables de la mayor mortalidad en la población adulta.