Matos Berrido sugiere darle salida a fondos de pensiones

http://hoy.com.do/image/article/107/460x390/0/ED37B612-9934-4A93-90E6-5C9E089A8975.jpeg

Por EVARISTO RUBENS
El gerente general del Banco Nacional de la Vivienda (BNV) planteó la necesidad de dar salida a la liquidez que se está acumulando en los fondos de pensiones para evitar efectos negativos para la economía y asegurar una buena rentabilidad de esos recursos para que se puedan otorgar pensiones dignas a los retirados.

El doctor Leonardo Matos Berrido recordó que en el país se estableció a partir del 2001 un sistema de seguridad social avanzadísimo, destinado a asegurar salud y una vida agradable al trabajador dominicano cuando llega al término de su vida útil, mediante un sistema de pensiones que está por verse cómo va a funcionar.  Dijo que las cuentas del sistema pensiones tiene una gran cantidad de dinero, la cual se estima en unos RD$28,000 millones, la cual aumenta cada mes en unos RD$500 millones.

Indicó que a ese dinero hay que buscarle hay que buscarle destino, porque no es suficiente con los intereses que puede generar depositado en la banca. Agregó que ese dinero necesariamente debe de servir para crear riqueza, la que asegure un crecimiento armónico de la economía, que es lo que le va a dar al trabajador a la que se retire la seguridad de la suma que se le establezca como pensión que le sirva para vivir (atender sus necesidades de casa, comida, medicinas, etc.).

Al participar en el Encuentro Económico de Hoy, Matos Berrido, dijo que todo el mundo está de acuerdo en que un sentido lógico para esos recursos es el mercado de viviendas, debido a que lleva implícita una garantía del propio inmueble. Señaló que en la cultura universal, lo último que el hombre deja perder es su casa. Aquí hay una experiencia ríquisima de que en 44 años de la existencia del sistema de ahorros y préstamos para las viviendas, de que en muy pocos casos ha habido ha habido que ejecutar una casa. El gerente general del BNV manifestó además que de esa cultura dominicana el sistema tiene como aliado una inflación que es inevitable, ya que la casa que se compra hoy en RD$10, mañana vale RD$20 y dentro de 5 años cuesta RD$30, por lo que la garantía cada día vale mas y debe menos.

Dijo que en caso extremo, el deudor lo que hace es que busca a quien traspasarle la casa para no perder la inversión que ha hecho. El funcionario expresó que la vivienda es el destino por excelencia de los fondos de pensiones, pero todos esos recursos no se pueden colocar en el sector vivienda.

Consideró que hay que diversificar debido a que ahí está la seguridad y porque no hay una demanda de viviendas, de tal manera que se puedan invertir todos esos recursos en esa área.   

Indicó que el BNV está emitiendo en estos momentos unas letras hipotecarias, que por su ley de creación está facultado a emitir valores (de letras, bonos, etc.), pero como se trata de un asunto de confianza, esa institución ha querido someterse a todos los controles a que tendría que cumplir cualquier otra entidad.

Señaló que entonces, el BNV elaboró su prospecto y fue a la Bolsa de Valores, la cual lo aprobó, para lo cual la entidad bancaria tuvo que solicitar una calificación y obtuvo la calificación mas alta de la banca nacional. Matos Berrido manifestó que esa letra está destinada para colocarla íntegramente en los fondos de pensiones, porque una manera de ayudar a la colocación de ese dinero.

Precisó que esa la emisión de esa letra es de RD$1,000 millones y se va a ejecutar en tres tramos: RD$350 millones, otro de RD$350 millones y el último de RD$300 millones. Dijo que las letras hipotecarias son emisiones que se ponen a la venta a largos plazos, las cuales pueden ser adquiridas por quien lo desee. Matos Berrido, expresó que sin ser banquero ni economista, piensa que el problemas de la abundancia de dinero en los fondos de pensiones es tan grave como el déficit cuasi fiscal.

Indicó que la abundancia de liquidez lo que está haciendo es devaluando el peso y la tasa de interés, y se preguntó que qué va a pasar cuando dentro de 10 a 15 años se comience a otorgar pensiones. Consideró que es por eso que esos recursos hay que buscarle destino, pero seguro, porque si no eso va a tener una incidencia muy negativa.