Mayoría consultados en barrios valoran aspectos como positivos

http://hoy.com.do/image/article/146/460x390/0/593E9C8B-71BF-4AD8-BA68-A74DBF535837.jpeg

Residentes de los sectores Gualey y Guachupita apreciaron el discurso del presidente Leonel Fernández pronunciado ayer ante la Asamblea Legislativa en dos aspectos: tradicional, popular y reeleccionista, mientras que otros entienden que fue bueno, excelente y progresista.

Las consideraciones fueron externadas en un sondeo efectuado al azar a  seis hombres y seis mujeres de  dos  barriadas de la parte norte del Distrito Nacional. Todos coincidieron en que lo novedoso de la pieza de la oratoria fue el Metro de Santo Domingo.

La gente se agrupó en viviendas, colmados y otros negocios, con la expectativa de observar al mandatario subir a la primera línea del Metro junto a legisladores y funcionarios de su gobierno.

La mayoría de los consultados, aún los que favorecieron el discurso, consideraron que Fernández no fue preciso en lo relativo a los subsidios que necesitan los sectores empobrecidos y la solución de los problemas de la energía eléctrica.

El mecánico Ramón Miguel Terrero, de Gualey, opinó que el discurso fue repetitivo, político y tradicional.

La ama de casa Dinorah Rodríguez lo calificó de muy positivo, pero no le agradó que postergara la solución de la energía para el 2012.

Francia Silverio, farmaceútica, cree que los planteamientos de Fernández son esperanzadores, ya que habló de cambios.

Empero, el panadero Virgilio Batista, de Gualey, no terminó de ver el discurso y afirma que el presidente es “un anti-obrero”. En Guachupita, el contable Ramón Rodríguez dijo que el mandatario hizo un buen enfoque de los avances que ha tenido el país, empero, que no explicó las necesidades que tiene la gente.

“Eso que señaló el presidente es una burla,  darle tanto dinero al Metro, cuando se necesita para otra cosa”, planteó el electricista Rafael Félix, quien consideró   que el discurso es retórica.

Las frases

Rafael Hernández

El presidente  ha demostrado que tiene visión de futuro y ha explicado los avances del 2007. Con el Metro, una obra gigantesca, sabemos que su discurso es excelente, magnífico”, así valoró el empleado público, de Guachupita, la rendición de cuentas  de Leonel Fernández.