Mayoría empresarios apoya pacto fiscal sea próximo año

22_09_2016 HOY_JUEVES_220916_ Economía3 E

La vicepresidenta de la Asociación de Industrias de República Dominicana (AIRD), Circe Almánzar, y el presidente de la Fundación por los Derechos del Consumidor (Fundecom), Joaquín Luciano, apoyaron que el próximo año se inicie el pacto fiscal, por entender que primero debe concluir la firma del pacto eléctrico.

Sin embargo, afirmaron que existen grandes retrasos para la firma del pacto eléctrico, el cual debió ya estar listo. Almánzar criticó que las discusiones técnicas del pacto eléctrico sobre la tarifa marchen lenta porque el Gobierno aún no convoca para que se discuta. “Estamos a la espera, estamos preparados para cualquier nivel de consenso, porque eso no solo requiere estudio técnico sino consensos”, expreso.

Luciano dijo que el pacto eléctrico lleva dos años desde que iniciaron las reuniones y que todavía hay temas pendientes.

Luciano y Almánzar ofrecieron estas declaraciones por separado al expresar sus opiniones sobre la revelación del ministro de Hacienda, Donald Guerrero, de que para el año próximo el presidente Danilo Medina convocará el pacto fiscal, luego de que termine el pacto eléctrico. Expresaron que muchos de los sectores que participan en el pacto eléctrico también deben participar en el fiscal.

Por otro lado, el presidente de la Asociación de Empresas Industriales de Herrera y la Provincia Santo Domingo (AEIH), Antonio Taveras Guzmán, destacó que han propuesto que el pacto fiscal empiece a ser evaluado el 30 de septiembre de este año en miras de que las discusiones terminen en junio del 2017, para que los cambios establecidos en este acuerdo sirvan de base para la elaboración de proyecto de presupuesto del 2018.

Expresó que el pacto fiscal hará reformas en cuanto a los ingresos y gastos del país y que llevará cambios importantes en el manejo presupuestario.

Expuso que un pacto fiscal se requiere para financiar un nuevo modelo de desarrollo productivo que no debe esperar más tiempo. “Eso es para que el Gobierno no tenga la necesidad de hacer parches fiscales por problemas que se presenten o seguir tomando préstamos para financiar déficit fiscales. Es decir, que la economía no aguanta más déficit”, dijo.