Mayoría jóvenes está satisfecho con su trabajo, según estudio

24_03_2017 HOY_VIERNES_240317_ Economía1 E

A pesar de la baja remuneración y de la calidad del empleo, la mayoría de los jóvenes está satisfecho con su trabajo en el país, de acuerdo con el estudio “Transiciones en el mercado de trabajo de las mujeres y hombres jóvenes en la República Dominicana”.
Señala que la participación de jóvenes satisfechos en su empleo principal es alta (87.8%). Los hombres (90.6%) están más satisfechos que las mujeres (82.5%).
La satisfacción de los jóvenes se incrementa en la medida en que estos se autocalifican como pertenecientes a clases económicas superiores.
El estudio fue presentado por el Ministerio de Trabajo, el Banco Central de la República Dominicana y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
En el acto hablaron el ministro de Trabajo, José Ramón Fadul, y la directora de la Oficina de la OIT para América Central, Haití, Panamá y República Dominicana, Carmen Moreno González, entre otros.
La investigación fue presentada por el economista Jaime Aristy Escuder, consultor para la elaboración del informe, quien explicó la metodología y resultados de la Encuesta sobre la Transición de la escuela al trabajo en República Dominicana.
Según el estudio, el hombre tiene mayor probabilidad de estar empleado que la mujer. La mujer está afectada por una tasa de desempleo que es el doble a la que afecta a los hombres.
Explica que la población femenina presenta una mayor tasa de desempleo (30%), una menor tasa de ocupación (48%) y una mayor tasa de inactividad (52 por ciento) en comparación con los hombres.
Conforme al estudio, esa situación sugiere la existencia de mayores trabas para que la joven pueda insertarse exitosamente en el mercado laboral.
Indica que del total de inactivos, los hombres son el 37.5 por ciento y las mujeres el 62.5%.
La principal causa de los jóvenes fuera del mercado laboral es la educación, con un 52.4%, seguida de razones familiares o trabajo en el hogar.
Plantea que todos los indicadores relacionados con el empleo o su transición revelan la existencia de menores oportunidades para la mujer joven en relación a los varones.
Indica que los jóvenes tienen un nivel de educación preponderantemente igual o menor a secundaria.
La mayoría de los jóvenes se autocalifica como pertenecientes a las clases media baja, pobre y muy pobre.
Señala que en general, los jóvenes desempleados buscan un empleo que requiere poca experiencia y cuando lo obtienen, su remuneración es baja.
Del total de jóvenes que aún no ha iniciado el proceso al mercado laboral, 97.4 por ciento son estudiantes sin trabajo y 2.6 por ciento son inactivos que ni estudian ni aspiran a trabajar en el futuro, afirma la investigación de 60 páginas.