Mayoría PYMES en Latinoamérica no usan Internet para vender

El Internet se ha convertido en una herramienta competitiva para vender y mercadear productos y servicios.

Debido al paso de la web 1.0 a la 2.0 y a la interacción de las redes sociales que ha traído consigo, la publicidad se hace más presente en el ciberespacio a precios que pueden ser asequibles al público.

Es así como la publicidad en Internet encuentra un nicho importante para llegar a un público específico a través de mensajes dirigidos. Para eso, los empresarios deben comprender cómo impacta en sus ventas la interacción que se da a través de Facebook, Hi5, y otras iniciativas en el Internet 2.0.

Internet, herramienta para PYMES exportadoras.  Sin embargo, un estudio presentado esta semana en el país determina que las pequeñas y medianas empresas latinoamericanas hacen moderados esfuerzos “por convertir a Internet y sus sitios web en herramientas de promoción y marketing internacional al servicio de sus exportaciones”.

La investigación destaca esta debilidad debido a que el uso de la web para vender es cada vez más una de “las tendencias observables en materia de negocios”.

El documento fue elaborado por la Red Global de Exportación y fue auspiciado por las empresas DHL Express y SAP.

La investigación determinó que los esfuerzos son “tibios” para “agregar valor a los usuarios y/o generar ventajas diferenciales respecto de otros competidores”.

De los 69 casos estudiados, 259, es decir el 37 por ciento, utiliza el Internet para promocionar su negocio, mientras que 399, un 58 por ciento, no aprovecha las herramientas de la web para vender sus productos.

Según el análisis “los resultados indican que poco menos de 4 de cada 10 pymes exportadoras promueven su negocio en el medio virtual. Las que en mayor proporción lo hacen son las empresas ecuatorianas (en un 55% de los casos), seguidas por las chilenas (46%), bolivianas (45%), brasileñas y mexicanas (44%).

Agrega que entre las pequeñas y medianas empresas que usan el Internet, lo hacen a través de “los envíos por correo electrónico y la publicidad mediante banners como las tácticas de mayor uso, con el 21% y 15% del total de respuestas respectivamente”. Sin embargo, debido a un desconocimiento de lo poderosa que es la herramienta del Internet marketing “se aprecia que la mitad de las firmas no dispone de una base de datos de los contactos que genera a través de Internet, y algo menos de 3 de cada 10, disponen de un Boletín Electrónico propio. En contraste, un 17% de las pymes se esfuerza en disponer de un Newsletter propio y segmentado en función de los destinatarios”.

Principales Hallazgos.  La investigación determinó que “un tercio de las pymes exportadoras ya está accediendo a Internet por diferentes dispositivos más allá del clásico ordenador. En paralelo, cuatro de cada diez están utilizando dicha herramienta para el funcionamiento de diversos programas de uso habitual entre las empresas”.

Además que las pequeñas y medianas empresas visualizan que la web “ha impactado decidida y positivamente en la productividad de sus negocios, así como en la reducción de costos y gastos. En contraste, se aprecia cierto escepticismo en torno a la utilidad de Internet para captar nuevos clientes”, lo que evidencia la necesidad de ir más allá en las posibilidades de uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Otro hallazgo determinó que “seis de cada diez pymes consideran que Internet ha reemplazado en gran medida o totalmente a otros medios de comunicación y se consolida como medio de comunicación sustituto. Adicionalmente, las empresas han mostrado mayor diversificación en el uso de herramientas de comunicación online”.

Una gran limitación que determinó el estudio es que “a pesar de que tres de cada cuatro empresas exportadoras entrevistadas disponen de un sitio web, la mayoría tiene una presencia básica, sin la posibilidad de recibir pedidos o procesar pagos en línea. En adición, sólo dos de cada diez pymes utiliza otros portales o sitios de venta online”.

Detalles del Estudio

El estudio de mercado tiene el interés de “difundir las buenas prácticas sobre la utilización de Internet y nuevas tecnologías, como forma de darse a conocer e incrementar las exportaciones de las pymes, procurando el efecto multiplicador sobre el conjunto de los exportadores de la región”.

Además, pretende lograr que las pequeñas y medianas empresas comprendan cuáles son las “prácticas indebidas o no utilizadas y dar sugerencias” para aprovechar al máximo el Internet en su sector.

También procura brindar “una información calificada sobre la utilización actual de tecnología para el desarrollo de nuevos “productos” (o servicios) dirigidos a las pymes de la región”.

La investigación se llevó a cabo entre pymes de Argentina, Brasil, Chile, México, Colombia, República  Dominicana, Costa Rica, Venezuela, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Panamá, El Salvador, Guatemala, Honduras y Perú.

Se utilizó una muestra de 950 empresas pequeñas y medianas exportadoras. Se entrevistaron 30 empresas dominicanas.

RGX, la entidad que hizo el estudio “es una Red Global de Exportación integrada por representantes en 30 países del mundo, – consultoras y expertos en comercio exterior y negocios digitales internacionales – de reconocida trayectoria”.

Esta entidad tiene como objetivo “ayudar a las empresas en su proceso de internacionalización, ofreciéndoles un mix de herramientas que les permita crecer y expandirse al exterior en forma exitosa”.

La cifra

23% del PIB  representan las micro, pequeñas  y medianas empresas dominicanas, lo que corresponde a 450,000 negocios que emplean a 1,3 millones de personas. Las mipymes urbanas son el 61,3% y las rurales el 38,7%. El 60% tiene ventas mensuales por debajo de los US$600 y sólo el 11,5% sobrepasa los US$3,000.00.

Competitividad y las PYMES:

El Consejo Nacional de Competitividad ha mostrado preocupación por el entorno de negocios de las pymes dominicanas, por lo que ha realizado varios proyectos que a través de los clusters han ayudado a estas entidades.

En ese sentido se les ha dado apoyo en la realización de planes de mercadeo y comercialización conjunta, como se hizo con las mipymes de Santiago a través del Cluster de Muebles.  También se ayudó a pequeñas empresas de la capital en mejorar sus niveles de calidad.

Una de las iniciativas que están pendientes de aprobación en el Congreso y que podría dar un nuevo rumbo a las pequeñas y medianas empresas dominicanas, se trata del anteproyecto de Ley de Fomento de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa  que crearía un marco regulatorio para este importante sector de la economía. Además, se diseñó una propuesta de sistema de garantías que está siendo estudiado por la autoridad monetaria. Con esta iniciativa se pretende que las pymes puedan acceder a capital de trabajo con menos exigencias.

En marzo del presente año,  en su etapa de cierre el Programa de Apoyo para la Pequeña Empresa Dominicana (PROEMPRESA), que fue ejecutado por la Oficina del Ordenador para los Fondos Europeos de Desarrollo, con recursos donados por la Unión Europea presentó al país el Plan Estratégico de las pymes de la República Dominicana, 2008-2013, que busca consolidar a este sector de la economía como pilar del desarrollo humano sostenible, al tiempo que se incrementan sus niveles de productividad y generan empleos productivos de calidad. De las  pymes dominicanas, el 51.7% realiza inversiones por un valor inferior a U$1,000, mientras que el 22.9% sobrepasan los US$3,001.