«Me gusta el teteo pero hay que cuidarse»; preocupa a ciudadanos flexibilización del toque de queda

«Me gusta el teteo pero hay que cuidarse»; preocupa a ciudadanos flexibilización del toque de queda

Aglomerados y violando el toque de queda, fiesta en sector de Santo Domingo

«Me gusta el teteo pero hay que cuidarse», fue la reacción de Dahaury Daria, una banquera que se mostró indignada por la flexibilización del toque de queda y otras medidas sanitarias por parte del Gobierno.

Señaló que, si las personas podrán circular hasta las 10:00 de la noche no tiene razón de ser la disposición del nuevo confinamiento.

«Si la gente no respetaba el antiguo toque de queda, tampoco lo hará con éste que termina a las 10:00», indicó la joven madre, quien consideró que el libre tránsito es utilizado para ir a «beber», y no para llegar a las casas como lo ha contemplado el poder Ejecutivo.

Así como Dahaury opinaron otros ciudadanos, que calificaron como un error del gobierno relajar las medidas, cuando solo hoy fueron reportados 14 muertos a causa del coronavirus y 1,473 nuevos contagios.

«Habrán más muertos, tenía que cerrar todo por 24 horas», opinó David Andrés, quien funge como contratista de una empresa privada.

«Estoy de acuerdo porque así uno puede transitar más y los comercios pueden estar por más tiempo abiertos», dijo al ponderar la medida, el decorador José García.

«Las medidas están bien porque nos estamos cayendo muertos», dijo un señor de la tercera edad, que se desempeña como gomero en el ensanche La Fe, del Distrito Nacional. La restricción a la actividad productiva después de las 5:00 de la tarde los días laborales y después del mediodía los fines de semana ha lacerado la economía de grandes, medianos y pequeños negocios, así como a los trabajadores informales, que desde hace semanas han venido demandando una reapertura de sus actividades.

«Para mí todo está igual, con el toque de queda o no estamos haciendo lo que nos dé la gana», dijo Freddy Rafael Vera, un soldador que consideró que las medidas son innecesarias cuando los ciudadanos las incumplen.

El agricultor José Luis Portillo vio como un alivio la reducción del horario para al confinamiento al indicar que las personas ya estaban cansadas de estar encerradas.

Las nuevas medidas anunciadas este viernes por el Gabinete de Salud establecen la reapertura de los gimnasios, bares y restaurantes en un 60% de su capacidad y guardando el protocolo sanitario.

Se permite la utilización de los espacios abiertos al aire libre como parques y malecones para actividades que no impliquen aglomeración.

El toque de queda de lunes a viernes será a partir de las 7:00 de la noche hasta las 5:00 de la madrugada del día siguiente.

En tanto, los fines de semana iniciará a las 5:00 de la tarde.

La libre circulación será de tres horas luego del cierre de la actividad productiva y solo se otorga para que los ciudadanos puedan retornar a sus hogares. Por ende, los días laborales se podrá circular en las 10:00 pm y los no laborales hasta 8:00 pm.

Estas y otras disposiciones están contenidas en el decreto 37-21.

Publicaciones Relacionadas