MEDIAS BLANCAS; un club que dará muchos jonrones

Los Medias Blancas de Chicago sostuvieron una férrea lucha el año pasado con los Tigres de Detroit por conquistar  la División Central de la Liga Americana. Eso se debió a la química y entrega que imprimió su nuevo y novato dirigente Robin Ventura.

Chicago inicia esta campaña con casi el mismo plantel de la temporada pasada, pero perdieron a A. J. Pierzynski, un receptor que despachó 27 jonrones y produjo 77 carreras, además de que ya tenía ocho campañas como miembro importante del equipo.

Los Medias Blancas  tendrán ahora a un nuevo cátcher en Tyler Flowers, un jugador de 27 años que puede también jugar primera base de forma ocasional y que proyecta ser un bateador que sobrepase los 20 o 25 cuadrangulares con el madero. Por eso dejaron ir al veterano Pierzynski.

El equipo que dirige Ventura vuelve con la expectativa de superar las 80 victorias, siendo el pitcheo abridor su carta de presentación.

Su rotación estaría integrada por al menos tres zurdos. El lanzador del día inaugural debe ser Chris Sale, de 23 años, un joven que estuvo superbo la pasada estación al amontonar marca de 17-8 y efectividad de 3.05 en 29 aperturas. Luego seguirían los veteranos Jake Peavy y John Danks, además de José Quintana y Gavin Floyd. Héctor Santiago también es un candidato a estar en la rotación si existe cualquier imprevisto. El cerrador será Addison Reed, quien registró 29 salvados el año pasado.

En cuanto a la ofensiva, los Medias Blancas pueden batear con poder. La temporada pasada el club terminó tercero del joven circuito con un total de 211. Su mayor productor fue el gigantón Adam Dunn, quien conectó 41 bambinazos.

Asimismo, el combinado de Chicago tuvo cinco jugadores que superaron los 20 jonrones, resultando la mayor sorpresa el boricua Alex Ríos, jardinero que puso los mejores números de su carrera, liderando el equipo en promedio de bateo y hits disparados.

La alineación la completan el dominicano Alejandro De Aza, Jeff Keppinger, el veterano Paul Konerko, los cubanos Alexei Ramírez y Dayan Viciedo, y Gordon Beckham.

Es evidente que los Medias Blancas pueden fabricar carreras y detener con propiedad a sus rivales con su buen pitcheo, pero tendrán otra lucha a muerte con Detroit, un equipo que luce mejor estructurado y con mayor profundidad en ambas faces del juego.

El dirigente Ventura tendrá que sacarle el máximo a cada jugador para tratar de dejar en el camino a los dirigidos por Jim Leyland.

La clave de “White Sox” será la salud de los lanzadores veteranos Peavy y Danks, quienes ya fueron operados de sus brazos de lanzar.