Medicamentos falsificados: práctica ilegal nociva para la salud

Medicamentos falsificados: práctica ilegal nociva para la salud

El comercio ilícito de medicamentos falsificados, contrabandeados, adulterados y reetiquetados es un dolor que afecta a nuestro país desde hace muchos años.

Las acciones para erradicar esta actividad no han sido suficientes. Es por esto, que en vista de que siguen vigentes estas acciones ilegales, es necesario crear conciencia en la población sobre el peligro que representa el consumo de este tipo de productos para la salud.

Por esto, la Asociación de Representantes, Agentes y Productores Farmacéuticos, Inc. (ARAPF), como organización que apuesta por crear conciencia respecto a la importancia de mantener la lucha constante contra el comercio ilícito de medicamentos, se une a la campaña lanzada por la Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones Farmacéuticas, IFPMA, por sus siglas en inglés, en el marco de la semana de la lucha contra la falsificación de medicamentos que se conmemora entre el 6 y 12 de diciembre con el eslogan «La salud no es un engaño. Lucha contra las falsificaciones».

Esta iniciativa tiene la finalidad de destacar cómo los medicamentos falsificados o contrabandeados y de calidad inferior representan graves riesgos para la salud de las personas y tienen consecuencias nefastas para el bienestar de las comunidades y la estabilidad socioeconómica de cada país.

Ante esto,  ARAPF insta a la población a comprar medicamentos exclusivamente en establecimientos que estén debidamente regulados y de lo contrario, el consumo de medicamentos de calidad inferior y falsificados podrían poner altamente en riesgo su salud.

Con esto, ARAPF reafirma su compromiso en la lucha contra el comercio ilícito de medicamentos, una causa de la cual la asociación ha sido abanderada desde la década de los años 80 y continúa siendo hasta la fecha.

Sobre ARAPF

La Asociación de Representantes, Agentes y Productores Farmacéuticos, Inc. (ARAPF), fue creada hace más de 70 años con la finalidad de agrupar y representar a las empresas del sector, así como promover la constante actualización y mejoramiento de la actividad farmacéutica en la República Dominicana, colaborando con el desarrollo del país, especialmente en el ramo de la salud.

Desde su fundación, ARAPF ha convocado al sector farmacéutico para luchar contra el comercio ilícito de medicamentos, aunando esfuerzos con las autoridades dominicanas y a través de sus asociados ser proveedores de productos de alta calidad para garantizar el bienestar de los dominicanos.

En el desarrollo del comercio farmacéutico, ARAPF promueve la libertad de empresa, la libre competencia, el respeto al derecho de patente y la práctica de la más elevada moralidad, y brinda su cooperación en los programas de salud diseñados por las autoridades nacionales.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas