Medicina geriátrica ‘bajo un mismo techo’, para una atención integral

Medicina geriátrica ‘bajo un mismo techo’, para una atención integral

Algunas afecciones, tales como pérdida de la audición y la vista, resultan naturales durante el envejecimiento. No obstante, es necesario dar un seguimiento preventivo y proactivo de enfermedades complejas, tan comunes no solo en la población de la tercera edad sino, además, en pacientes adultos.

El especialista estadounidense Hamid Feiz, con más de veinte años de experiencia en el manejo agudo y crónico de enfermedades complejas en pacientes adultos y geriátricos, cada año, llega al país a brindar atención médica en zonas de exclusión social, de manera gratuita, con un grupo de médicos.

Su deseo es que con el tiempo la atención a los envejecientes dominicanos cambie, tanto en el sector privado como público.

Asegura que una cosa es medicina preventiva y otra medicina preventiva proactiva, de lo que, a su juicio, carece el sistema de salud dominicano, por no poseer una infraestructura con el fin de prevenir o tratar de forma oportuna los casos geriátricos.

En 2012, junto a un grupo de médicos, el doctor Hamid estableció en los Estados Unidos una práctica innovadora de atención médica. Se trata de lo que se conoce como Inmediate Doctor Access, (IDA, por sus siglas en inglés), en español, (Acceso Médico Inmediato), con el objetivo de brindar atención médica inmediata, eficiente, asequible y de clase mundial.

Luego del éxito obtenido, en 2019 inicia las operaciones de IDA Health Care en República Dominicana integrado por médicos locales y extranjeros.

“En IDA los paciente tienen acceso rápido y oportuno a atención médica de primer nivel. De darles seguimiento no necesariamente desde el centro, sino también vía virtual o desde su hogar con médicos y enfermeras capacitadas” informó Hamid, reconocido por el prestigioso American College of Physician entre los Top Ten Physicians.

Puede leer: Alimentación saludable: Raciones recomendadas para cada alimento

“Hacer todos los estudios bajo un mismo techo, es lo idóneo. ¿Tú crees que tu papá o tu abuelo tienen esa energía para ir a 4 o 5 sitios a realizarse un estudio? se preguntó el médico mientras hacía su exposición.

Enfatiza que de esta manera no se tiene que referir un paciente a un cardiólogo, con presión alta, a un neurólogo, por dolor de cabeza, o a un neumólogo porque tiene tos.

Explica que “nosotros creemos en un modelo de medicina donde un médico especialista en Medicina Interna con conocimiento, entrenamiento y experiencia maneje todas las necesidades de pacientes adultos y cuando sea necesario, referir a un especialista dentro de nuestra red de médicos”.

Dice que, de lo contrario, cualquier otro médico que no tenga el récord del paciente, puede repetir un procedimiento que ya fue hecho, ocasionando molestias y gastos innecesarios.

Hamid Feiz

Enfermedades más comunes

Durante una visita a este diario, el doctor Hamid aseguró que las enfermedades cardiovasculares llevan la delantera dentro del cuadro clínico que, por lo general, presenta un adulto mayor, por lo que de no ser tratadas a tiempo las consecuencias podrían ser funestas.

En tanto, explica que los cánceres ocupan el segundo lugar en patologías comunes.

A pesar de que se percibe lo contrario, el Alzheimer no es la más común de las condiciones a tratar dentro de la especialidad geriátrica, asegura el especialista.

Después de los 70 años de edad en la vida de una persona ocurren grandes cambios. En esta etapa se puede padecer además artritis, osteoartritis y várices.

Le puede interesar: Los mejores alimentos para combatir la ola de calor

Seguimiento y educación

Crear un ambiente amable en el hogar para el paciente geriátrico es lo recomendado por este especialista con el fin de estabilizar su condición y reducir peligros.

“Algo que pido cuando las enfermeras de IDA realizan el servicio a domicilio es que evalúen el ambiente donde vive el paciente, donde quizás sea necesario cambiar el orden de muebles, mesa, alfombras para poder así facilitar sus movimientos y reducir riesgos de caídas”.

Otro punto a tomar en consideración es la educación al paciente por parte de los familiares sobre su enfermedad, darle información aprovechando todos los métodos de comunicación disponibles.

“Un paciente de IDA el cual ayudé a controlar su presión arterial, eduqué acerca de la dieta, le enseñé cómo y cuándo buscar ayudar, tiene un año sin ingresar al hospital” aseguró.

Sobre la alimentación, Hamid pide reducir el número de personas que preparan y controlan la dieta del paciente.

Recomendó reducir el consumo de sal, el pan y masa de pizza, que tienen alto contenido de esta sustancia.

“El exceso de sal puede causar fallos cardíacos de inmediato en pacientes de insuficiencia cardíaca. Es por eso que la educación sobre qué y cómo comer es importante”.

También recomendó que el adulto mayor debe estar activo. Además, del seguimiento al médico -dice- debe primar la actividad física y la mejor forma es caminar y realizar ejercicios de acuerdo al peso.

También cada día, al levantarse, debe medir su peso, dice.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas