Medidas de EU benefician zonas francas RD

La Asociación Dominicana de Zonas Francas (ADOZONA) dijo ayer que la determinación de los Estados Unidos, de aplicar medidas especiales de salvaguardas con relación a China, en cuanto a la entrada al territorio norteamericano de varios productos textiles, contribuirá con la conservación de unos 25,000 empleos en la República Dominicana.

Arturo Peguero, presidente de ADOZONA, recordó que la medida ocurrió la semana pasada y que abarca tres tipos de productos, que son, tejidos de puntos, brazieres y ropa de uso en la noche, a los cuales se les aplicarán cuotas especiales para su entrada a Norteamérica. (Se refiere a los productos procedentes de China).

En ese sentido, Estados Unidos estableció, mediante el sistema de salvaguarda especial que esa nación tiene con China, tres cuotas a igual número de productos por un período de un año.

“Esa es una señal de que Estados Unidos comienza a proteger su mercado y debe iniciar negociaciones con relación a éstos y otros productos, para establecer cuotas en un mayor plazo o renovarlas anualmente, tal como está estipulado en los acuerdos bilaterales existentes entre China y la nación estadounidense”, sostuvo.

Peguero habló en esos términos, al ser entrevistado mientras participaba ayer en el almuerzo mensual de la Cámara Americana de Comercio, donde asistió como invitado especial el embajador extraordinario y plenipotenciario de la República Dominicana para los Estados Unidos.

Al responder una pregunta con relación a qué está haciendo el sector, de cara a los retos que éste tendrá en el marco de la eliminación de las cuotas textiles que se avecina, respondió que ADOZONA trabaja desde hace un tiempo en la realización de estudios de impacto para determinar opciones a poner en práctica para que las empresas del ramo se hagan más competitivas.

Según Peguero, ante la eliminación de las cuotas, las empresas de zona franca tienen que hacer énfasis en hacerse cada vez más competitivas.

Dijo que uno de los temas que ADOZONA trabaja actualmente, en coordinación con las diferentes áreas de producción de las zonas francas del país, “es la flexibilización de las reglas de origen existentes actualmente en el marco del Sistema Generalizado de Preferencia y en la Iniciativa de la Cuenca del Caribe”.

En ese ámbito, dijo que ADOZONA trabaja con los técnicos de una delegación oficial dominicana, conjuntamente con comisiones creadas en el sector privado de zonas francas.

Aunque no tenía disponible datos específicos al momento en que se le hizo la entrevista, estimó que la demanda de pedidos de mercancías de zona franca para el último trimestre del presente año y el primero del 2004, van a mejorar y que así lo reflejan las órdenes de compra que se han producido últimamente.