Medina dice en caso Odebrecht no hay ni habrá ‘vacas sagradas’

28_02_2017 HOY_MARTES_280217_ El País3 A

El presidente Danilo Medina se autodefinió ayer como “el primer abanderado de la lucha contra la impunidad” y aseguró que mientras él sea presidente de la República, en el caso de Odebrecht no existen ni existirán ‘vacas sagradas’.
Al pronunciar su discurso de Rendición de Cuentas ante la Asamblea Nacional, el mandatario dijo que tanto en el citado caso de corrupción como en cualquier otro, el Ministerio Público, el procurador general de la República tienen plena potestad, capacidad e independencia para investigar y actuar sin ningún tipo de limitaciones.

Medina dio garantías de que el acuerdo a que llegó la Procuraduría con Odebrecht, en que esa empresa se comprometió a pagar una multa de US$184 millones al Estado dominicano, no detiene en lo absoluto el proceso de investigación ni la acción de la justicia que, dijo, deberá llevarse con la mayor premura y eficiencia hasta las últimas consecuencias.

“Quiero dar garantías a todo el pueblo dominicano que todo aquel que haya incurrido en este esquema de actos ilícitos será sometido a la justicia”, enfatizó.
En su alocución, el mandatario detalló los pasos dados por la Procuraduría en el citado caso, que se desprende de una investigación del proceso ‘Lava Jato’, en Brasil, y reiteró lo dicho por el procurador Jean Alain Rodríguez de que República Dominicana conocerá un mes antes que el resto de los países, la información descubierta en Brasil.
Punta Catalina. Sobre la participación de Odebrecht en la construcción de las plantas de Punta Catalina, el presidente Medina aseguró que no va a escatimar ningún esfuerzo para que se conozca la verdad en todos sus puntos sobre esa licitación y esa obra, ni sobre ninguna otra.
Dijo que dada la importancia que reviste la obra para el país, solicitó la conformación de una comisión independiente que investigue todos los procesos llevados a cabo en Punta Catalina y rinda un informe a los ciudadanos.
Explicó que esa comisión tiene pleno acceso a toda la información disponible y a la asesoría especializada que precise, para llevar a cabo sus investigaciones, sin limitaciones.
“Porque estoy decidido a que el pueblo dominicano conozca toda la verdad, al detalle y más allá de toda duda. Porque este gobierno no tiene nada que ocultar”, enfatizó el mandatario, arrancando aplausos de pie en la Asamblea.
Dijo confiar en que la comisión que investiga el proceso de adjudicación, avance con diligencia en sus trabajos y muy pronto puedan dar a conocer los resultados que la población espera y merece.
“Tienen mi promesa de que en este caso, como en todos los demás, decidiré de acuerdo a los intereses de nuestra Patria y de nadie más”, expresó.
Sin miedo a los enemigos. Medina dijo estar decidido a enfrentar los retos que sean necesarios para acabar con las viejas prácticas, cerrar las puertas a los que se aprovechan y terminar con los privilegios. Para ello, manifestó su disposición de asumir los riesgos que sean necesarios, las críticas e incluso las ofensas.
“No le tengo miedo a los enemigos, grandes o pequeños, que me encuentre en el camino”, señaló, en la alocución que se extendió por dos horas y 10 minutos.
Dijo que es hora de llamar las cosas por su nombre y la Corrupción es un mal endémico de la sociedad que no se origina en la naturaleza del Estado sino en la ausencia de principios y valores del individuo.
Explicó que se manifiesta no solo en las instituciones públicas, si no en las privadas, incluyendo aquellas cuyos líderes están comprometidos a mantener un comportamiento digno, sin embargo dijo que en el país el problema no es la Corrupción si no la impunidad, en el entendido de que la ineficacia de los sistemas de consecuencias impulsa y favorece esos comportamientos.
“Este presidente, quiere, puede y va a hacer todo lo que esté en sus manos para defender los intereses del pueblo dominicano”, recalcó Medina en su discurso.
Se siente parte voces claman justicia. El mandatario dijo que está consciente de que en la sociedad existe un clamor que exige justicia, transparencia y participación en todas las esferas de la sociedad y aseguró que escucha y se siente parte de esas voces.
“Las masas silentes, conformistas y aletargadas, son el producto de gobiernos mediocres o autoritarios. En cambio esa ciudadanía crítica y participativa, que me recuerda a mis años de lucha estudiantil, es la prueba más definitiva de que vamos por el camino correcto”, indicó, en el entendido de que los movimientos sociales significan que la sociedad tiene un mayor nivel de conciencia y de los compromisos que deben asumir los líderes políticos.
“Como demócrata convencido, siempre he preferido un pueblo despierto, crítico y luchador… un pueblo al que hay que convencer con hechos y cuya confianza se gana con esfuerzo”, insistió el presidente Medina en la quinta rendición de cuentas que realiza ante la nación, compuesta por un discurso de 43 páginas.
Promesas. Medina se comprometió a poner a disposición de la justicia todos los expedientes que lleguen a sus manos, abriendo las puertas del Gobierno al escrutinio público.
Asimismo dijo que seguirá reforzando el marco legal e impulsando reformas en todos los niveles del Estado para garantizar los debidos procesos.
“Y también seguiré alentando a la ciudadanía a participar, denunciar y mostrar sus puntos de vista. Y seguiré del lado de la gente como estuvimos al negociar con Barrick Gold o al recuperar los terrenos de Bahía de las Águilas. En ambos casos me comprometí con ustedes en este mismo lugar, a defender los intereses de nuestra Patria y he cumplido con mi palabra”, dijo.
El mandatario señaló que hay quienes quieren dibujar una realidad que no existe, tratando de presentar un presidente y un gobierno subidos en un pedestal y alejado de la gente.
“Hay algunos que ya sea por tener razón o por pescar en río revuelto, quisieran meter a todos los políticos en el mismo saco… y ver caer todo lo que el pueblo dominicano y este gobierno hemos construido juntos”.
Transparencia. El mandatario dijo que en los últimos años el país ha avanzado más en reformas institucionales, transparencia y cierre de espacios a las malas prácticas que en las últimas décadas.
En ese sentido detalló medidas como los sorteos de obras, la implantación de la cuenta única del Tesoro, la eliminación de duplicidades en las nóminas del Estado, la eliminación de las tarjetas de crédito y gastos suntuosos, la limitación en los viajes y otras prerrogativas de los funcionarios públicos.
Dentro del renglón de lo realizado en Transparencia, también señaló que , más de 62,000 empresarios hacen negocios con el Estado dominicano, cuando en 2012 apenas pasaban de los 19,000. También dijo que en su gestión miles de ingenieros han participado en la puesta en marcha de la revolución educativa, construyendo miles de aulas.
Otras medidas que señaló fue la emisión del Decreto 15-17, que obliga a toda entidad del Poder Ejecutivo a revisar y certificar la disponibilidad de fondos antes de poder realizar cualquier proceso de compra, a fin de que cuando vaya a convocar a los proveedores, se tenga certeza de que podrá realizar el pago en la fecha acordada. Dijo que, de igual forma, los ciudadanos tienen a su alcance información pormenorizada sobre el presupuesto de la nación y, por ese motivo, el Gobierno ha sido tomado como ejemplo de transparencia presupuestal por la Oficina de Presupuesto Abierto del Internacional Budget Partnership.
Medina dijo que así como es de justos reconocer que se han producido actos de corrupción en la administración pública, también es de justicia reconocer los esfuerzos que se han hecho para minimizar las discrecionalidades, y transparentar el patrimonio de los funcionarios del Gobierno.