Mejía niega entrenaran haitianos aquí

SANTIAGO.- El presidente Hipólito Mejía negó ayer que hayan sido entrenados en territorio de República Dominicana los insurgentes haitianos que lograron el derrocamiento de Jean Bertrand Aristide.

El presidente Mejía consideró que es un irrespeto tratar de involucrar al país en algo que en que no participó.

Añadió que el secretario de las Fuerzas Armadas, teniente general José Miguel Soto Jiménez, le envió un informe al senador Cristopher Dodd, en el que le deja claramente establecido que lo que había afirmado no es correcto.

Mejía definió a Dodd como su amigo personal y explicó que lo conoció cuando vivió en el municipio de Monción como miembro del Cuerpo de Paz de Estados Unidos.

Con relación a las armas que supuestamente fueron enviadas por Estados Unidos para ser entregadas a los rebeldes haitianos, Mejía dijo que desde el gobierno pasado se le ofrecieron al país unas metralletas, pero todavía no ha llegado la primera.

“Le dijimos a él que nos muestre de dónde fue que vinieron (las armas) porque aquí no ha llegado la primera todavía” dijo el presidente de la República.

El gobernante dijo que la posición de su gobierno con respecto a Haití ha sido clara y transparente. “Nos hemos mantenido equidistantes tanto de los grupos armados que fueron allá como de los del otro lado,” afirmó.

Explicó que algunos de los rebeldes haitianos vivieron en el país y durante ese tiempo se les respetó. “Sólo les exigíamos a ellos un seguimiento permanente semanal que tenían que ir a los organismos de seguridad del Estado, para llevar un control”, dijo.

Dijo que el país no puede propiciar el entrenamiento a nadie nunca, porque no es posible que se propicie un conflicto entre los grupos en pugnas para que haya mas muertes en esa empobrecida nación, a sabiendas de que el problema más grande le cae a los dominicanos.

Aseguró que es es la norma de su gobierno la política de buena vecindad. “Creo que más claro de ahí no puede haber nadie que lo diga”, dijo.

El ejecutivo atribuyó a la politiquería las denuncias de que los haitianos se entrenaron aquí y de que se compraron las armas.

“Desmiento y le digo que eso es una forma irrespetuosa de tratar de involucrarnos en cosas que no participamos”, indicó el mandatario dijo al salir de la ferretería Ochoa, ubicada en la avenida 27 de Febrero de aquí donde asistió para saludar a sus propietarios, los descendientes del fenecido empresario Marino Morel Ochoa.

El mandatario también dijo que el país ha dado pasos importante contra la corrupción, aunque cree que es un problema endémico, no solamente de la sociedad dominicana sino de todo el mundo.

Dijo que en definitiva los correctivos que se han tomado contra ese flagelo son buenos y fueron recomendados por los mejores expertos en política anticorrupción y otros.

El ejecutivo se refirió al informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que incluye a la República Dominicana, en uno de los cuatro países de América Latina donde la corrupción ha logrado reducirse sustancialmente.

[b]INAUGURACIONES[/b]

El presidente Mejía inauguró aquí condominios con 400 apartamentos para personas pobres en la urbanización Invivienda de Santiago.

En este acto, donde habló el director del Instituto Nacional de la Vivienda (INVI), Juan Vargas, el Presidente dio el picazo como anunció de que iniciaría los trabajos de otros 200 apartamentos.

Previo a este encuentro el mandatario fue aclamado por seguidores de su partido que se concentraron en el barrio Camboya de Santiago. En este lugar el mandatario habló a los miembros de las juntas de vecinos.

Por otra parte, el presidente pospuso la inauguración de la avenida de Los Rieles en Gurabo.