Mejor posicionamiento de RD en comercio transfronterizo

En los últimos años, la República Dominicana ha mantenido una línea de mejoramiento sostenido en los indicadores de facilitación del comercio transfronterizo.  Así lo revela el último informe titulado “Doing Business”, del Banco Mundial correspondiente al presente año 2008.

   De haber ocupado el puesto número 57 en el año 2007, dentro del grupo de 178 países estudiados, el país elevó su posición hasta alcanzar el puesto número 35 en la importante escala establecida por ese organismo internacional, sobre la base de los indicadores estudiados.

De hecho, tal y como resaltara recientemente el Sr. William Malamud, Vicepresidente Ejecutivo, de la Cámara America de Comercio, durante la celebración del seminario Rol de las Aduanas en la Facilitación del Comercio, el salto registrado por nuestro país, 22 posiciones, representa el mayor de los verificados por los países de la región y del continente.

Y esos avances han sido significativamente apoyados sobre la base de resultados cuantificables que van desde la disminución en los tiempos de despachos de las mercancías, tanto de exportación como de exportación, hasta los costos relacionados con esas tareas.

Así por ejemplo, el informe revela que mientras en los demás países de la región, especialmente en los que componen el DR-CAFTA, el tiempo para importar una mercancía es de 24.0 días en promedio, para el caso de la República Dominicana, es de solo 13 días, en promedio.

En lo que tiene que ver con los trámites para realizar una exportación, se establece que el tiempo promedio necesario en los países de la región es de 22.6 días para el caso dominicano es de solo de 12 días, partiendo desde la decisión de embarque por parte del exportador, hasta la entrega al cliente en el país de destino.

Como ya se conoce, en la actual gestión administrativa, la Aduana Dominicana ha sido dotada de medios tecnológicos y de procedimientos novedosos que aseguran un despacho ágil y en menos de 48 horas.

La incorporación de procedimientos tales como la declaración de las importaciones, y el pago de los impuestos que generan, por la vía de la Internet, durante la 24 horas del día; así como la aplicación de mecanismos aleatorios para la selección de los embarques a ser verificados físicamente, han establecido un antes y un después en el quehacer aduanero dominicano.

De hecho, hasta mediados del mes de febrero, la aduana ha procesado más de 208,000 transacciones por la vía electrónica, y ha ejecutado cobros por esa misma vía por más de RD$2,600 millones de pesos, con lo que se establece la ruta clara hacia la consolidación de un servicio sustentado en el uso de herramientas tecnológicas de punta, que están siendo bien absorbidas por todos los usuarios.

El establecimiento de la fiscalización con posterioridad al despacho de las mercancías, conjuntamente, con la definición y la aplicación progresiva de un programa puntual de análisis de riesgo, han permitido una transformación mayor en la gestión cotidiana del servicio y, particularmente, han supuesto un cambio radical en la mentalidad de los actores que participan del comercio exterior dominicano. Se observa en el informa del Banco Mundial que mientras el promedio de documentos necesarios para relaizar una exportación en los demás países de la región está situado en 6.7 en la República dominicana es de 6.0.

En lo que tiene que ver con el trámite de importación, también la república dominicana está colocada por encima de los demás países de la región centroamericana y del caribe, con un promedio de 7.0 para la primera y de un 7.7 para el resto de los demás.

Mientras el costo para realizar una importación por vía marítima está situado en unos US$1,015.0 en promedio, incluyendo el flete marítimo, en los demás países de la región es de US$1,208.3.

En lo que tiene que ver con los costos para las exportaciones, la República Dominicana aventaja también a los demás países señalados, con un promedio de US$815.0 por contenedor, frente a US$1,095.6 para el resto.

Entre los países miembros del DR-CAFTA, el estudio deja ver que Costa Rica está situada en el lugar 54 de la lista, mientras que Guatemala ocupa la posición 116; el Salvador en la posición 101 y Nicaragua en la 87; Honduras está en lugar número 103.  Otros países, como Venezuela y Trinidad y Tobago, han sido colocados en las posiciones 156 y 49 respectivamente, en cuanto a este tema que tienen que ver con la facilitación del comercio.

El autor es asesor de la DGA