Melky Cabrera, ¿Algo más que un lío de esteroides?

El jardinero dominicano Melky Cabrera, de los Gigantes de San  Francisco, está metido en un lío y no es de ropa. El atleta, quien estaba teniendo uno de sus mejores años en la pelota grande, dio positivo a una prueba de dopaje y castigado, en consecuencia, a la suspensión de 50 juegos.

NY Daily News
Antes  que el escándalo de la falsa página web creada por Melky Cabrera explotara el mes pasado, el hoy suspendido jardinero de los Gigantes envió a varios investigadores a “pescar” detrás de la crema que le habría hecho dar positive, incluyendo a un viaje a la República Dominicana, procurando un “frasco” lleno de esteroides.

“Esto no fue una simple farsa”, dijo una fuente con conocimiento de la investigación de Cabrera. “Fue algo bien elaborado”.

Como reportó el Daily News el domingo, el complot colapsó luego que ejecutivos de las Grandes Ligas descubrieron que la página web era falsa y Cabrera aceptó su suspensión de 50 juegos.

Pero antes de descubrirse la trama, los investigadores de MLB fueron a un pueblo en República Dominicana para comprar el producto al que Cabrera achacaba la culpa de su dopaje positivo.

La liga quería probar el producto en la preparación de la audiencia de arbitraje por su dopaje positivo, el cual Cabrera alegó fue el resultado de que inocentemente ordenó una crema que había visto en una página web.

“La liga llamó al sindicato y le dijo que quería probar el producto”, dijo una fuente con conocimiento al Daily News. “El sindicato dijo que se podía ir a esta página web y comprarla. Hay un número en la página. Llamaron al teléfono y fueron a un pueblo en la República Dominicana y se lo compraron a un tipo”.

La página era falsa –comprada por US$10 mil por un allegado a Cabrera llamado Juan Núñez a quien los agentes Seth y Sam Levinson describieron como un “consultor pagado” de su agencia de peloteros en Nueva York.

Los Levinson negaron cualquier relación con la creación de la página web.

En una entrevista con el Daily News, Núñez aceptó toda la responsabilidad de la página web pero tanto él como sus asociados ahora enfrentan el escrutinio del departamento de investigaciones de MLB así como del gobierno federal. Aparentemente hay violaciones a las leyes de la DEA y otros organismos.

La trama comenzó poco después que el sindicato apeló a favor de Cabrera, buscando evitar una suspensión de la misma forma que lo hizo Ryan Braun.

Luego de reunirse con el vendedor en la República Dominicana, los investigadores de la liga enviaron el producto a un laboratorio de la Agencia Mundial Antidopaje en Salt Lake City para someterlo a una prueba.

Luego de que el producto diera positivo a testosterona, MLB comenzó a cuestionar su legitimidad, reexaminando la página web y descubriendo que habían sido engañados.

De acuerdo a una fuente del caso, el sindicato presentó la apelación a nombre de los Levinson, que han negado estar relacionados con la creación de la página web.

“Adquirieron más de una página web para promover un producto que crearon”, dijo la fuente. “Fue algo tan planeado que MLB pudo viajar a la República Dominicana y comprar la crema”.

Prohíben entrada de Núñez. El comisionado de las Grandes Ligas Bud Selig prohibió a Juan Núñez, allegado de Melky Cabrera entrar a los vestuarios de cualquier equipo.

Rob Manfred, vicepresidente ejecutivo de las Grandes Ligas (MLB) notificó la decisión a los equipos el martes en un memorándum para los presidentes, directores de operaciones y gerentes generales de cada organización.

Núñez, un consultor para los agentes de Cabrera en ACES Inc., asumió la responsabilidad de haber creado un portal de internet en el que el pelotero dominicano basaba su preparación para la defensa frente a cargos luego de que una prueba antidoping saliera positiva por uso de testosterona.

Cabrera declinó seguir con el recurso y Grandes Ligas le aplicó una suspensión de 50 juegos.

“Favor de darse por enterados de que el comisionado Selig dijo a todos los equipos de las Grandes Ligas que le prohibieran el acceso a Juan Carlos Núnez a los vestuarios o cualquier otra zona que no sea pública”, escribió Manfred en el memo, que fue conseguido por The Associated Press. “Núñez es socio de la agencia deportiva ACES Inc. Núñez se encuentra actualmente bajo investigación por conducta indebida en relación con el programa antidroga.

“Además, Núñez no está certificado como agente de un jugador por la Asociación de Jugadores de las Grandes Ligas. Los equipos no deben realizar negociaciones de contrato con Núñez ni algún otro acuerdo relacionado con los 40 jugadores que conforman la planilla”.

Seth Levinson, que dirige ACES junto con su hermano Sam, dijo que Núñez era un consultor pagado por la compañía. El memorándum fue reportado primero por ESPN.com.