Melky Cabrera se establece con los Yanquis

http://hoy.com.do/image/article/419/460x390/0/8DE25D58-BFAC-46C9-93B9-A165B8DCA645.jpeg

La historia de Melky Cabrera con los Yanquis de Nueva York en el 2009 es digna de ser contada y analizada.

Durante el invierno Cabrera fue cambiado a los Cerveceros de Milwaukee en un movimiento que llevaría a Mike Cameron a la Gran Manzana.

Sin embargo, el movimiento se cayó porque los Yanquis querían unas ventajas que la gerencia de Milwaukee no estaba en disposición de ceder.

Luego vino la primavera, y nuevamente Melky tuvo que convencer al dirigente Joe Girardi de que él era un Yanqui. Es vastamente conocido que Girardi no aprecia mucho al nativo de Haina, al menos no en el plano profesional.

Pero a base de batazos se ganó un puesto en los entrenamientos, no así la posición que fue conquistada por el prospecto Brett Gardner.

Aportando desde la banca en los primeros 15 partidos del conjunto, Cabrera obligó a su capataz a quitarle el puesto a Gardner y hacerse de la posición de los jardines que por hace tanto tiempo se merecía y se le había negado.

Hoy por hoy, la etiqueta de temporero se le ha quitado de manera definitiva y en los últimos 20 partidos solo se ha quedado fuera en una oportunidad y hasta la fecha tiene 11 partidos jugados en forma consecutiva.

Por lo visto, Cabrera tiene la posición segura, siempre y cuando se mantenga produciendo como lo ha hecho hasta la fecha.

El jardinero central de los Mulos del Bronx tiene un promedio de .328, con cinco cuadrangulares y 28 remolcadas en una de las ciudades más difíciles de mantener la concentración.

Y lo ha hecho de una manera gallarda, hasta el punto de que muchos analistas comienzan a etiquetarlo como un “verdadero Yanqui” y lo comparan con algunos de los grandes patrulleros en la historia del club.

Con sus 24 años de edad, tiene una proyección de acumular cerca de 20 cuadrangulares y superar las 70 remolcadas, lo que lo pondría, sin duda alguna, en un camino muy  importante a ganar el respeto que se merece dentro de la organización.

Es verdad que apenas se encuentra en su cuarta temporada en las Grandes Ligas y todas y cada una de ellas las ha jugado con los Yanquis y en el Bronx.

Sin embargo, ya se puede ir comenzando a decir, que Melky Cabrera se está estableciendo en las mayores como un pelotero con una gran proyección para el futuro dominicano en las Grandes Ligas.

La cifra

1.4  Millones. Ese es el salario que percibe Melky Cabrera esta temporada, ganándose hasta el último centavo que percibe y siendo una pieza fundamental en el triunfo yanqui. Hasta la fecha ha ganado cuatro partidos con un último batazo.