Mendoza renuncia a inmunidad

El diputado perredeísta Marino Mendoza cuestionó  ayer la moralidad de algunos legisladores ante el alegado caso de corrupción en el ayuntamiento de Villa Altagracia y  anunció  que se despoja de su inmunidad parlamentaria para ponerse al frente de la defensa de su  comunidad.

Aseguró que en la cámara baja hay un comportamiento conductual de doble moral  que está dañando la imagen de todos los legisladores y de  la clase política.

Consideró que es un deber moral  de la Cámara de Diputados  enfrentar el desafío de la inmoralidad   que afecta a un pueblo que como el de Villa Altagracia merece la atención del hemiciclo.

Mendoza se expresó en esos términos ante el pedido que hizo el día anterior el diputado Radhamés Castro para que el hemiciclo apruebe una nueva comisión que investigue el caso.

El vocero del Partido Reformista, Ramón Rogelio Genao, dijo que  apoyan  el informe que pide un juicio político  a los regidores, al síndico y a la vicesíndica y reiteró que cuando se vuelva a conocer votarán por su destitución.