¿Menores de 8 años adictos a drogas?

POR ELIAS RUIZ MATUK
El ingreso de niños de hasta ocho años de edad ha sido solicitado en Hogares Crea, entre 1,576 drogadictos que pidieron ser ingresados a la entidad durante el primer semestre de este año 2005, revelan estadísticas obtenidas por HOY.

El presidente de Hogares Crea, Leopoldo Díaz, dijo, sin embargo, que lo que más asusta son los niveles de consumo de heroína, lo que provoca un aumento de los niveles de violencia y delincuencia en el país, por su alta dependencia física. Afirmó que también existe un alto riesgo  de contagiarse con el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), porque esa droga debe ser inyectada.

De las 1,576 personas adictas a las drogas atendidas en los primeros seis meses de este año 2005 en Hogares Crea, 1,454, son hombres y 122 mujeres, para una diferencia de un 92.3% y 7.7%.

De acuerdo con los datos, en junio solicitaron ingreso a Hogar Crea 244 personas, 223 hombres, o sea un 91.4% y 21 mujeres, un 8.6%.

Hasta abril ingresaron a Hogares Crea 64 menores de edad, entre 10, 14, 15 y 17 años, “pero hemos tenido el ingreso de niños, unos cinco en total, de edades de 8 años en el mes de junio”, añadió Díaz.

Afirmó que éstos en su mayoría ingresan por adicción al crack y la cocaína y pertenecen al municipio de Boca Chica, en Santo Domingo Este y otros sectores de la capital. Del total de 64 niños que ingresaron a Hogares Crea, el 83% es de sexo masculino y el 17% femenino.

Su consumo son drogas ilegales, un 30% crack, un 23%, marihuana y un 47% cocaína.

En el tipo de drogas usadas, la mayor consumida es el crack (cocaína cocinada), lo que representa un 71.3% del total, o sea 1,123 personas en los primeros seis meses del año.

Le sigue el consumo de cocaína, con 220 personas, equivalente a un 14%; luego la marihuana con 116, un 7.4%; alcohol, 50 personas, para un 3.2%; psicofármacos, 3 personas para un 0.2%; heroína, 38 personas, para un 2.4 %.

Díaz explicó que en el pasado 2004, durante los meses de enero a diciembre, ingresaron 2,552 personas, entre las cuales 67 ingresaron por el consumo de heroína.

“Si vemos la proyección este año, en el 2005, podría alcanzar a más de 100 personas el consumo de heroína, lo que es altamente preocupante”, expresó Díaz.  Dijo que el consumo de heroína va en aumento en el país y que uno de sus agravantes es la alta dependencia física, lo que trae como consecuencia que el adicto en su desesperación, impulsado por el síndrome de abstinencia, cometa actos delictivos.

Afirmó que ello se concatena con las declaraciones del presidente Leonel Fernández, sobre el aumento de la delincuencia y el crimen como causantes del consumo de drogas. Explicó que al ser una droga que se inyecta, puede incrementar el contagio del VIH positivo o SIDA.

NO RECIBEN RECURSOS

Díaz aprovechó la ocasión para insistir en la timidez del gobierno en apoyar las instituciones que trabajan en la prevención del consumo de drogas, lo que ha provocado una estrechez económica en esas instituciones.

Dijo que al tomarle la palabra al presidente Fernández, en el sentido de que el aumento de la delincuencia tiene como causa fundamental el consumo de drogas, ello debería ser “el acicate, para que las instituciones (de prevención de drogas) sean beneficiadas en el presupuesto del año próximo 2006”.

Afirmó que se debe cumplir lo que tiene que ver el artículo 76 de la Ley 50-88, donde se establece la  captación  de los recursos por parte de la Dirección de Control de Drogas (DNCD) y el Consejo Nacional de Drogas (CND) y entregarlos a los organismos que trabajan contra las drogas, lo que “nunca se ha cumplido”.

“El CND recibe el dinero y ésta debe distribuirlo en el porcentaje que dice la ley, 40% para la DNCD, 20% CND, el 15% en reeducación de adictos, otro 15% a SEDEFIR y el otro 10% a los bomberos”, explicó.

Cuestionó el hecho de que el gobierno no invierte nada en la prevención del consumo de drogas, que mueve unos US$320 millones anuales.