Mensaje de la magistrada Miriam Germán Brito a las mujeres

Mensaje de la magistrada Miriam Germán Brito a las mujeres

La magistrada Miriam Germán Brito

La magistrada Miriam Germán Brito pondera como positivo los avances de las mujeres dentro del Ministerio
Público, una institución, en la que ocupan posiciones cimeras en todos los departamentos judiciales, así como en las áreas administrativas y las distintas dependencias adscritas al órgano de justicia.

“No rendirse, nunca rendirse. Donde la vida se da por vencida, que no estén nunca”, recomienda la magistrada, al reflexionar sobre el reconocimiento del trabajo profesional de la mujer en el sistema de justicia de República
Dominicana y, en especial, en la dependencia que encabeza, sin dejar de reconocer que existen retos pendientes, porque “aquí (en el Ministerio Público) también mientras más se asciende menos somos (las mujeres), pero es
una cuestión menos grave que en otro lugar”.

La actual procuradora general y exjueza de la Suprema Corte de Justicia concedió una entrevista a los periodistas Nicanor Leyba y Tiziana Rupp López para el programa televisivo “Ministerio Público” que se difunde a través de
las diferentes plataformas sociales de la institución.

Germán Brito resaltó la importancia de la designación del 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer, y del 9, como Día del Ministerio Público, este último en honor al nacimiento del patricio Francisco del Rosario Sánchez, registrado en la historia como el primer fiscal de la República Dominicana.

La entrevista

¿Concentrándonos en el 8 de marzo, qué tipo de retos ha tenido que vencer en esta trayectoria que ha tenido de servicio al país, a través del sistema judicial?

Yo diría que los retos que tenemos todas las mujeres dominicanas, que se nos ningunea; hay una renuncia muy intensa a reconocer la capacidad de la mujer y las condiciones que tiene para cual o tal función.

¿Usted que nació en tierra de Patria, Minerva y María Teresa, tuvo influencia para que usted se dedicara al ejercicio del Derecho?

No propiamente, y yo más que Derecho, quería estudiar Letras, pero por las constantes movilizaciones en la UASD mi mamá tenía mucho miedo y me transé con ella y estudié en Santiago, Derecho, y lo pagué con un crédito. Pero lo
que tuvo mucha influencia en mi formación fue mi abuelo materno y los profesores de la escuela pública de Salcedo que eran excelentes en lo técnico y en lo humano.

Usted mencionaba que le ocurrió lo que les sucedía a muchas mujeres que eran ninguneadas, son echadas a menos, ¿qué tipo de consejos, a partir de su experiencia, le podría usted brindar a la mujer que hoy se está abriendo
pasos en el mundo profesional, comercial, en la vida activa y que está buscando espacio de igualdad?

No rendirse, nunca rendirse. Donde la vida se da por vencida, que no estén nunca.

¿Magistrada, en la actualidad, cómo usted evalúa la participación de la mujer dominicana en el sistema judicial y particularmente en el Ministerio Público?

Yo diría que en el Ministerio Público he tenido diferentes etapas, pero donde más he permanecido es como juez. Estuve siete años en el Ministerio Público, pero era una época en que había otra forma de llevar el proceso penal, era una época anterior al código y nos manejábamos con el Código de Procedimiento Criminal. Y en cuanto a nosotras las mujeres en el Ministerio Público, yo creo que es mejor que en otros sectores, porque, por ejemplo, en el Poder Judicial hay una gran cantidad de mujeres, pero a medida que se va ascendiendo, la cantidad de mujeres va disminuyendo, y esa diferencia no es tan marcada en el Ministerio Público.

¿Quiere decir que las mujeres en el Ministerio Público, al entrar en la carrera tienen las mismas oportunidades que los hombres de ascenso y ejercer posiciones de primacía?

No tanto así, cuando respondí me referí al número de personas integrantes. Que aquí también mientras más se asciende menos somos, pero es una cuestión menos grave que en otro lugar.

¿Es decir que podemos seguir tirando la batalla?

Sí.

¿Desde su punto de vista, para que en nuestro país podamos ver el 8 de marzo como una fecha de celebración de que la mujer viva sus derechos a plenitud, qué tipo de acciones se deben tomar como Estado o sociedad?

El 8 de marzo es una conmemoración, un llamado a no olvidar el suceso que dio lugar a conmemorar en esa fecha, pero eso no trasciende mucho eso de ser una conmemoración. A nosotros nos falta mucho en relación con el trato a la
mujer y eso es una cuestión donde intervienen diferentes actores. Por ejemplo, un papel muy importante es el de la escuela, para ir eliminando esos prejuicios, y así como yo creo que en la escuela deben enseñarse desde el principio lo referente a los derechos humanos, también debe trabajarse el de concebir y de aspirar a una sociedad de iguales.   

¿Es posible que a nivel de legislación y pensando en el campo más directamente atinente al Ministerio Público, en el caso de la persecución, como es la violencia contra la mujer, que es también una forma grave de discriminación, haga falta nuevas normas para hacer más efectiva la garantía de esos derechos?

Miriam Germán
Miriam Germán Brito, Procuradora General de la República.

Más que nuevas normas es necesario que quienes actúan en los departamentos de violencia tengan conciencia de género, que tengan una formación en esta materia que les haga entender las diferencias, y también el trato debido y
el respeto debido a las mujeres, porque es multiplicar la violencia si tú vas a presentar una queja y el que te recibe te lanza de entrada una mirada de adversario, entonces tú que vienes de una experiencia traumática eso te coarta y te hace sentir más aplastada.

En ese sentido, vemos que en el Ministerio Público se toma en cuenta la capacitación, ¿Qué tal van los avances en materia de violencia de género y la formación de las personas que deben responder a esas situaciones?

Como te dije, es imprescindible que las personas se formen con conciencia de género y que por ejemplo en los departamentos que tratan con la violencia de género las personas tienen que estar formadas en diferentes áreas, debe ser una atención multidisciplinaria donde debe haber psicólogos, médicos, abogados, incluso debe haber gente capaz de evaluar el trauma, que va más allá del hecho en sí, o sea que te marca la vida.

¿En la vida de Francisco del Rosario Sánchez, cuáles ejemplos se pueden tomar para el ejercicio de quienes forman parte del Ministerio Público actual?

Un ejercicio impecable de la función, la conciencia ciudadana y saberse que se es un servidor público, que un Ministerio Público no es un pequeño Dios que anda por ahí levitando.

¿Qué mensaje les envía a todos esos integrantes de la carrera del Ministerio Público que hoy celebran su día pero que todo el año, incluso hoy, están recibiendo a personas, litigando casos, investigando crímenes y delitos?

Que respeten a las personas que requieren sus servicios, también que cumplan con las reglas del debido proceso, que les den un trato respetuoso a las personas, porque las personas que van ahí y se presentan ante usted en calipsos, con una ropa desteñida, tienen la misma dignidad que usted, entonces lo que usted debe hacer es respetarla y cumplir con lo que le dice la ley en ese determinado caso.

En este año y medio de gestión de Miriam Germán Brito al frente del Ministerio Público, ¿cuáles han sido los logros y avances institucionales más significativos?

Se han cumplido viejas promesas contenidas incluso en leyes a favor de los servidores judiciales, se ha procurado la transparencia en todas las actividades y se está tratando de organizar lo mejor posible a lo interno de esta institución.

En esa misma dirección, compartamos por favor con la audiencia los puntos principales del plan estratégico del Ministerio Público para este 2022.

La preparación del Ministerio Público, el remozamiento de la escuela y un plan de formación que sea efectivo y principalmente que esté dirigido a las áreas. Por ejemplo, si va a hacer un diplomado sobre violencia de género, el
material para la docencia tiene que ser sobre eso y enfocado desde las distintas áreas, por ejemplo en la medicina, la psicología, porque, como decía hace un rato, hay que aspirar a que los que trabajan esta materia tengan una formación en género y visión amplia de la complejidad del problema, porque a veces la frecuencia del maltrato hace que una mujer caiga en una situación en que ni ella misma percibe la profundidad del asunto.

Y otra cosa, hay que buscar la manera de insertar a las mujeres en la producción, porque hay muchas mujeres que viven aguantando cosas, porque no producen, y entonces el que produce es el señor, el mismo que te insulta, el mismo que te maltrata.

¿Cómo se manifiesta en la actualidad en el Ministerio Público la independencia de este órgano del sistema de justicia?

Por lo menos yo tengo que reconocer que en mi gestión no he recibido ninguna intrusión, ningún mecanismo de presión de ninguna autoridad, ni del ejecutivo ni ninguna. Ahora bien, todas estas instituciones forman parte de
un Estado y deben existir determinados instrumentos de coordinación, no subordinación, porque un Estado no son islas diferentes. Claro que en la independencia figura también la cuestión económica y también hay otro tipo
de independencia que es la interna. A mí no se me ocurre decirle a una persona, a un Ministerio Público: mira tú tienes que dictaminar de tal o cual manera, porque quien ha estudiado el asunto es él y lo conoce, ahora bien, si hay un aspecto de un descuido manifiesto o algo así. Eso es otra cosa que hay que buscar cortar.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas