Mercado binacional transcurre normal, pese a tensa situación

A pesar de la tensión en las relaciones diplomáticas de República Dominicana y Haití, ayer la situación en la frontera por Dajabón y Pedernales estuvo en calma y las operaciones del mercado binacional se desarrollaron con normalidad.

En el Norte, la vigilancia militar fue la misma de todos los días, pero en el Sur fue incrementada. Un miembro del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza (Cesfront) dijo que entre el jueves y ayer no hubo disturbios en Dajabón pero que esa institución se mantiene a la expectativa de las órdenes superiores, luego de la reunión que sostuviera el presidente Danilo Medina con el alto mando militar.

Abigail Bueno, presidente de la Asociación de Comerciantes Detallistas de Dajabón, aseguró que de acuerdo al ambiente que reina en la frontera no ha sido necesario suspender las operaciones del mercado, de lunes y viernes.

Fernando Díaz, presidente de la Asociación de Vendedores en el Mercado, entiende que el intercambio comercial en la zona fronteriza debe ser respetado e intocable y los problemas ajenos al mismo deben resolverse en otros terrenos, pero que nada ni nadie debe interrumpir esa labor comercial. Tanto el tránsito de vehículos a ambos lados de la frontera, como las demás actividades que cotidianamente se desarrollan en esta zona fueron normales y se pudo observar cómo patanas cargadas de mercancías y vehículos de matrículas haitianas entraban al vecino país, procedente de la República Dominicana.