Mercado del dólar: libre para comprar, pero oligopólico para vender

Lo ocurrido el fin de semana pasado con el dólar confirma la percepción de agentes económicos del país en el sentido de que el mercado cambiario sólo es libre para comprar, pero no para vender, ya que la oferta es controlada de manera oligopólica.

Esta opinión fue externada ayer por sectores ligados al mercado cambiario, los cuales al ser consultados dijeron que lo que pasó en el fin de semana pasado es algo que se ha venido repitiendo en los últimos tiempos, como resultado de la manipulación del mercado por varios intermediarios.

A pesar de que esta sección Económica adelantó el pasado viernes que había la intención por parte de intermediarios de revertir la tendencia descendente del precio del dólar, ese mismo día el mercado fue manipulado para hacer subir la tasa de cambio, lo cual aumentó los beneficios de los intermediarios que compraron divisas a precios bajos para luego vender a precios altos.

tras significativas reducciones que habían venido produciendo en el precio del dólar durante la semana pasada, hasta alcanzar el jueves un nivel de entre 43.50 pesos y 45 pesos por uno, intermediarios volvieron a subir la tasa de cambio, y el viernes la divisa norteamericana comenzó a desaparecer en el mercado y las tasas ofertadas para la venta alcanzaban hasta los 47 pesos por dólar.

De acuerdo con lo que había adelantado esta sección Económica en base a informaciones recibidas de fuentes confiables ligadas al mercado cambiario, algunos intermediarios estaban esperando que la tasa de cambio llegara a 43 pesos por dólar, para hacer que volviera a subir.

En base a lo ocurrido el viernes, esta sección Económica publicó una historia en la cual se afirmaba, parafraseando al escritor Gabriel García Márquez, que se había producido la crónica de una manipulación anunciada.

El viernes la mayoría de los intermediarios decían a los clientes que no tenían divisas disponibles para la venta.

Como se decía el viernes, es un juego que deja cuantiosos beneficios a algunos intermediarios y que se ha venido repitiendo periódicamente en el mercado cambiario, hasta convertirse en un círculo vicioso.

Algunos intermediarios hacen bajar la tasa para acumular inventarios, y cuando ya han comprado suficientes divisas, entonces la suben para vender mucho más caro, y ampliar sus márgenes de beneficios.

Como hay quienes tienen capacidad para comprar 10 millones de dólares, este jueguito puede dejar a algunos ganancias de entre 40 o 50 millones de pesos en una semana, en base a una ganancia de entre 400 y 500 puntos, que es la que se obtiene si la divisa se compra entre 42 y 43 pesos por dólar, y se vende entre 46 y 47 pesos por uno.