Mercado pulgas crea caos en tránsito

http://hoy.com.do/image/article/225/460x390/0/A71C5CB4-0E7B-43D6-AFF6-9BE0569EF396.jpeg

Un gigantesco caos provocó ayer el mercado de pulgas en la capital, con taponamientos de vehículos porque cientos de vendedores colocaron sus mercancías en medio de la intersección de las avenidas Luperón e Independencia, bajo el alegato de que les faltaba espacio.

El presidente de la Asociación de Vendedores del Mercado de Pulgas, José Manuel Caro, declaró que ese no es el lugar más adecuado para alrededor de 6,000 vendedores que ofrecen productos variados, desde ropas, efectos eléctricos, libros hasta antigüedades.

Reporteros de HOY pudieron observar ayer que cientos de vendedores, por falta de espacio, obstruían el acceso vehicular de la avenida Independencia con Luperón lo que ocasionaba quejas de choferes y largas filas de vehículos estacionados en la avenida Luperón y en los elevados.

“Esto ha sido un fracaso. Nosotros le propusimos a Roberto Salcedo que nos dejara cinco domingos en La Feria, a cambio de que le dejáramos el área limpia y terminar a las 3.00 de la tarde y el 2 de enero saldríamos conformes”, explicó Caro.

Expresó que no es cierto que los vendedores de este mercado están conformes, sino lo contrario, la mayoría no cabe y que al parecer “el síndico Salcedo no quiere saber de los pobres”.

“Le damos las gracias a Francisco Peña, síndico del municipio Santo Domingo Oeste, que ha contribuido con nosotros y nos ha prestado este lado”, dijo.

Señaló que la gran preocupación es que la mayoría de los vendedores se vayan a la quiebra y recordó que cuando se llegó a un acuerdo en el mes de septiembre pasado, una de las cláusulas que tenía era que el nuevo lugar tuviera condiciones, pero que actualmente no las tiene.

Cesáreo Polanco, un vendedor de ropas, dijo que el espacio es insuficiente, “es muy pequeño e incómodo, e incluso hay muchos vendedores que no han podido abrir sus ventas, porque no caben y la gente no puede comprar porque se desespera”.

Otros vendedores consultados, como Danny Guzmán Lantigua, dijeron que es preferible volver a La Feria donde estaban anteriormente, porque allí estaban más organizados.

“No hay espacio mejor que La Feria, porque no molestábamos el tránsito y cabíamos todos. Aquí, en la Luperón, tenemos que tomar las aceras y la mitad de la avenida”, dijo Alejandro Ozoria.

En algunos casos ha habido hasta pérdidas, como ocurre con Lorenzo de los Santos, que dijo tener un capital de alrededor de RD$100,000 invertidos en pantalones jeans, distribuidos entre vendedores minoristas que no se han podido ubicar.