Mercados Valores ayudan desarrollo de administradoras fondos pensiones

POR SOILA PANIAGUA
El ex superintendente de Administradoras de Fondos de Pensiones de Chile, Julio Bustamante, declaró que el desarrollo sostenido experimentado por algunos países de América Latina obedece al impacto del mercado de valores en sus economías.

Dijo, además, que los mercados de capitales son grandes promotores de los procesos de crecimiento sostenido, al inyectar recursos frescos en los medios de producción.

“Si un país no tiene un mercado de valores desarrollado no va a tener un crecimiento seguro, que le dé estabilidad en el tiempo”, dijo Bustamante, actual director de internacional del Credit Rating, ICR Chile.

El experto habló en esos términos, durante la conferencia titulada “Fondos de Pensiones y Desarrollo del Mercado de Valores”, invitado por la Superintendencia de Valores de la República.

“Si los fondos de pensiones introducen sus recursos en el mercado de valores, sin duda que el mercado genera disponibilidad de recursos para financiar proyectos de envergadura en sectores de infraestructura, en el energético, vivienda y varios otros que requieren de proceso de financiamiento a largo plazo”, sostuvo Bustamante.

Aseguró que para que un mercado de valores se desarrolle, necesita de los fondos de pensiones y las compañías de seguros para que sean partícipes activos en el mercado de valores como inversionista institucionales poderosos.

Bustamante también opinó que el desarrollo sostenido  que ha logrado Chile en los últimos años, se explica fundamentalmente por la reforma de pensiones y por la forma como esos fondos fueron capaces de desarrollar y dinamizar el mercado de capitales.

Consideró fundamental que los fondos de pensiones se estructuren sobre la base de poder ser invertidos en el mercado de valores ya que, en consecuencia, los dinamiza y pueden generar todo un proceso de ahorro e inversión que es beneficioso para un país como la República Dominicana.

Las ventajas de que los fondos de pensiones se involucren en el proceso del desarrollo del mercado de capitales, están dadas por las características que tienen esos fondos; su inversión es de largo plazo y lo cual provee grandes beneficios para el país, dijo.

Entre las ventajas señaladas por Bustamante figuran, que aumenta el nivel del ahorro nacional, y por lo tanto, de  inversión; aumenta la demanda por instrumentos, aumenta el número de transacciones diarias ya que manejan cuantiosos volúmenes de recursos y dinamiza todo el mercado, creando un círculo positivo.

Otras ventajas son que permite el desarrollo de los mercados primario y secundario, por la mayor oferta y demanda; promueve una mayor diversificación de la oferta de instrumentos, mayores tipos y características diversas y se desarrolla una industria clasificadora de riesgo, dando credibilidad y confianza a los inversionistas.

Citó que el impacto que tiene la incorporación de los fondos de pensiones al mercado de valores se traduce en una serie de beneficios, entre los cuales señaló que permiten una disponibilidad permanente de recursos ya que todos los meses recibe cotizaciones de los trabajadores, habiendo siempre un flujo positivo de recursos.

 “En consecuencia, hay disponibilidad de recursos para el financiamiento de proyectos de gran envergadura, al tiempo de que proporciona gran liquidez”, dijo.

La presencia de inversionistas institucionales en el mercado de valores enriquece el proceso de desarrollo y eleva su nivel, es un valor agregado para el mercado, añadió

El experto chileno describió la experiencia en su país, donde dijo que en el 1981 existían menos de 30 títulos y empresas que se transaban en bolsa, pero que hoy existen mas de 700, operando a diario.

Recordó que el mercado de valores chileno inició con inversiones que no superaban los US$13,000 millones y que hoy día, gracias a los fondos de pensiones, tiene más de US$120,000 millones transándose.

En 1975 los montos que se transaban en acciones llegaban a US$75 millones, mientras que en la actualidad ascienden a US$3,500 millones anuales.

 Explicó que en instrumentos de renta fija, en 1980 se transaban US$46 millones anuales y que hoy día se transan US$66,000 millones.

Estimó que el crecimiento de los fondos de pensiones en Chile ha llegado a US$60,000 millones, lo que equivale a casi el 50% del Producto Interno Bruto del país.

“La República Dominicana tiene hoy día un gran desafío, esto es, lograr que todos los actores, en su conjunto, el sector privado, el sector público,  se propongan como meta desarrollar el mercado de valores en el país, para asegurar un proceso de ahorro e inversión que va a ser beneficioso para todo el país en su conjunto. El desafío es generar y dinamizar este proyecto-país para lo cual los fondos de pensiones, como inversión institucional, complementan tal propósito”, dijo.