Merengue y balada a orillas del Mar Caribe

a2

Las azules aguas del mar Caribe en la playa de Boca Chica fueron testigos de una noche de merengues y baladas hasta la madrugada del domingo con dos artistas dominicanos que protagonizaron el concierto “De negro a negro”: Sergio Vargas y Wason Brazobán, en una fiesta para celebrar el Día de los Padres por adelantado.

El primero en subir al escenario de madera del restaurante Neptunos fue Brazobán, quien inició su esperada presentación diez minutos después de la medianoche con la canción “Contigo en la cabeza”, ante las ovaciones de las damas que se aglomeraron alrededor del artista.

El exintegrante del grupo Negros contagió de emociones a la audiencia con más de sus éxitos como “No hay nada mejor que estar entre tus brazos”, “Tu ausencia” y un popurrí con canciones que ha escrito para otros artistas: “Ven tú” , para Domenic Marte y Gio; “Dile que te amo”, para Elvis Martínez, y “Loca conmigo”, popularizada por Héctor Acosta “El Torito”.

El extenso repertorio de Wason Brazobán de más de 20 canciones también incluyó piezas que lo han posicionado como una de las grandes estrellas de la música dominicana, entre ellas “Tú eres mi reina”, “El bombón”, “Qué pena”, “El problema”, “En un solo día”, “Con las manos vacías”, “Murió de pena”, “Te doy”, “La mentira”, “Qué vida” y “La receta”.

Con la canción “Cuando tú te alejas”, rindió homenaje a una de las grandes figuras dominicanas, la fallecida artista Sonia Silvestre, la cual interpretó a dúo con Giovanna Reynoso.

A ritmo de la balada “En un sólo día”, el cantautor llamó al escenario a Sergio Vargas para interpretar a dúo este tema y dejar el resto del concierto en manos de “El Negrito de Villa”, haciendo más bailable la madrugada.

Minutos después, Vargas arrancó con el repertorio que le ha mantenido por 30 años ininterrumpidos en el gusto del público: “Lástima de tanto amor”, “La ventanita”, “Vete y dile”, “Ni tú ni yo”, “Madre mía” y “Te va a doler”, entre otros merengues que calentaron la pista.

Con la “Sinfónica de Villa”, como le llama Sergio a su orquesta de maestros, también brindó al público algunos temas en bolero para ir acorde con el escenario, entre ellos “En un solo día”, sobre el cual dijo que se lo fusiló a Wason porque le gusta demasiado.