Merengueros le rinden emotivo homenaje a Johnny Ventura

http://hoy.com.do/image/article/32/460x390/0/0726404D-90BF-42B2-AD89-FF5C9941F6BF.jpeg

POR REYES GUZMÁN
El merengue fue la verdadera estrella de la noche del sábado en el “Merengazo 2004”, presentado a casa llena en el Palacio de los Deportes en honor a Johnny Ventura. Cada participante hizo una labor importante para llenar de ritmo y sabor el concierto producido por Luis Medrano y que sirvió de plataforma en la celebración de los 75 años de Plaza Lama.

Con un merecido tributo a Ventura, quien demostró una vez que es el papá de los merengueros y que bota miel por los poros, lo que se inició a las 6:05 de la tarde concluyó a la 1:00 de la mañana del domingo. El público bailó, coreó, brincó, chilló e hizo suyo el mayor encuentro musical que reunió a artistas del género con estilos y personalidades diferentes.

Con el Ballet Folclórico de Turismo comenzó el contacto alegre, recreando coreografías, luciendo trajes de colores vivos y sonando temas del repertorio popular.

De la selección de artistas, Fefita La Grande fue la primera en salir a tarima atrapando rápidamente la atención de todos por interpretar “Vamos a hablar inglés” y “La chiflera”. Con su acordeón, voz y golpe de cintura puso a bailar y a reír.

A las 7:00 le tocó el turno a Pablo Martínez y Parada Joven, grupo que tiene buena animación con “Vuelve”, “Se muere” y “Quién eres tú”. Le siguió José Peña Suazo para llenar de “Melao” la noche y ganar aplausos con “Subido en el palo” y “La cura”.

El “Merengazo” le dio la oportunidad a Darlyn a las 8:00 para que se la luciera con “Olvidala” y “Lo que se dice de ti”. Las más jóvenes del público le brindaron lo que se merecía. Con mayor algarabía fue recibido Eddy Herrera, artista que de inicio encendió los ánimos con “El vicio”, “Te amo” y “Eres ajena”. Sus movimientos de cintura y sus palabras de elogio a los peloteros dominicanos del equipo de Boston aumentaron los aplausos.

Con Raymond Pozo y Miguel Céspedes los chistes arrancaron carcajadas a las 8:52, para fusionarse con los aplausos por un trabalengua en honor al deportista Félix Sánchez. A ellos le tocó presentar a Sergio Vargas, quien sin hablar mucho puso a disfrutar con “Dile”, un popurrí de “Bamboleo”, “Marola”, “La quiero a morir” y “La ventanita”. Invitó a sus fans a brincar y cerró con “Dime dónde”.

Rubby Pérez,  con la voz más alta del merengue, subió a tarima apoyado en muletas (recientemente se cayó de las escaleras de su casa), lo que no lo limitó para hacer una demostración de la calidad que posee. Unas veces de pie y otras sentado, motivó al público a sentir la fuerza de su voz y el rico ritmo de su merengue. “Tú vas a volar”, “Te dije que no lo hagas” (Mi corazón),“Hipocresía”. Se despidió con un popurrí formado por “El africano”, “Florimán” y “El funcionario”.

A las 10:00 el “Merengazo” estaba en sus buenas y con Los Potros del Caballo siguió mezclando gritos, aplausos y gozadera. “Qué es lo que tiene”, “Antes”, “El gritico”, “La almohada” y “El tiriquitán”, fueron suficientes para reflejar que la experiencia asimilada del padre da sus frutos de popularidad.

EMOCIÓN Y TRIBUTO

Luego de repetirse el reportaje biográfico de Johnny en seis pantallas gigantes, salió para presentarlo Willy Rodríguez. Con René Solís y Roberto del Castillo en los coros, el homenajeado puso a vibrar a los presentes con “Yo soy el merengue” y un popurrí con “Cuando yo me muera”, “El can”, “Tú sabes a qué yo vine” y otros de sus éxitos. El momento de emoción llegó cuando Krisspy y El Jeffrey entraron para entregarle una placa. También estuvo en tarima el señor Lama, quien conservaba una fotografía de El Combo Show. Otra foto recibida fue la de Fefita La Grande. Jenchy Suero, presidente del Círculo de Locutores, habló de las cualidades de Ventura y le entregó una placa.

“Hay negrito para rato”, fue la expresión del artista al referirse a su salud. Tiene problemas por una hernia discal, pero su fuerza de voluntad alivia el dolor y lo hace bailar y cantar para alegrar a sus admiradores. Con sus hijos interpretó “Este disco se rayó”, para después y sentado cantar “Pitaste”. Concluyó con un rosario musical compuesto por “La agarradera”, “El pingüino”, “El tabaco” y “Bobiné”.

CALOR NO BAJA ÁNIMO

El Palacio de los Deportes se sentía como un horno, al dañarse las unidades de aire, lo que no limitó al público para seguir disfrutando del “Merengazo”, que a las 11:15 permitió que Jossie Esteban se presentará a ritmo de “El baile del pato”, “Cuando un hombre ama a una mujer” y “Pegando el pecho”. Fernando Villalona con su carisma siempre impresiona y consiguió que el público le brindara aplausos y gritos, al cantar “Dominicano soy”, “América Latina”, Tabaco y ron” y despedirse con “Baila en la calle”. Como invitado del exterior estuvo Omar.

A Kinito Méndez le fue bien con tres cortes musicales respaldados por bailarinas y no dejando fuera a “El hombre merengue” y “Joni”. El cierre le correspondió a El Jeffrey, que tuvo la valentía de arriesgarse y cantar a las 12:40 sin que la gente se marchara. “Cuéntale a él” y “Mi tierra” fueron los de más reacciones, formando en éste último, dúo con Krisspy.

COSITAS Y COSOTAS

– El calor era insoportable, pero la gente no dejó de bailar.

– Al inicio las imágenes del reportaje biográfico sobre Johnny Ventura no se veían, por la simple razón de que no apagaron las luces.

– Quien colocaba los videos no le daba sonido y en muchas ocasiones sólo estaban las imágenes.

– Venya Carolina se encargó de las entrevistas de los artistas antes de éstos salir a tarima. Con fichas en manos leía las preguntas. Para la próxima debe improvisar. Claro, antes de saber que irá a cuestionar.

– Fefita La Grande mueve más la cintura que cualquier mujer joven. Que vieja que tiene fogaraté. Provocó risa cuando dijo: “Cómo se quita esta vaina”, refiriendose al micrófono.

– Presentadoras y presentadores, casi todos, usaron en sus discursos las preguntas: ¿Dónde están las mujeres, dónde están los hombres? Por Dios, dónde iban a estar, en el Palacio de los Deportes. Inventen. Igual preguntaban algunos artistas.

– Una botellita de agua, de esas de RD$10, la vendían en el “Merengazo” a RD$40.

– José Peña Suazo abusó con tanto preguntar que si éramos argentinos, uruguayos, colombianos o venezolanos. Al final decía: somos dominicanos. El recurso una sola vez está bien, pero tantas…

– Poner en un evento muchachitas sin experiencia como presentadoras es un peligro, porque no saben qué expresar. A propósito, Paola le hizo una seña extraña con un dedo a un joven que la llamó cuando salió a tarima.

– Muchas mujeres aceleraron la respiración cuando cantó Eddy Herrera.

– Ya ver dos mujeres bailando es algo común, no así agarrarse los glúteos, como estaba una parejita.

– Frederick Martínez (El Pachá) vino para el “Merengazo”. Con un traje de rayas, más gordo y sin ir varios meses al barbero, se encargó de las rifas. Habló, como siempre, más de la cuenta. A una muchacha le dijo que era rubia de farmacia, a otra que estaba enamorada como una perrita. Lo mandaban a concentrarse en lo suyo, pero que va.

– A Sergio Vargas y a Rubby Pérez le tuvieron que hacer señas para que terminaran, pero estaban tan emocionados que olvidaban el tiempo establecido.

– Los “opening” de varios grupos le restaban tiempo a las actuaciones. ¡Tontos!

– Jossie Esteban lució unos pantalones que manda madre: Rostros gigantes de mujeres.

– El pobre Krisspy tuvo que cantar con El Jeffrey, cuando debió presentar su propio grupo. ¿Falta de tiempo?