Merkel enfrentada a la extrema derecha alemana por la crisis de los migrantes

Canciller alemana Angela Merkel.
Canciller alemana Angela Merkel.

HEIDENAU, Alemania. La canciller alemana Angela Merkel, abucheada por extremistas, prometió este miércoles luchar sin “tolerancia” contra los actos xenófobos en plena crisis migratoria europea, en tanto fueron encontrados cuarenta cadáveres en un barco de indocumentados en el Mediterráneo.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, invitó este miércoles en París a “los países de Europa y otras partes a demostrar compasión y hacer mucho más para resolver la crisis” migratoria, la más importante desde la Segunda Guerra Mundial.
Durante su visita al centro de acogida de Heidenau (Sajonia, este), Merkel denunció la violencia “abyecta” y “vergonzante” entre policía y extremistas durante el pasado fin de semana.
La canciller aseguró que no habrá “ninguna tolerancia” con las agresiones de la extrema derecha.

“Hay que decirlo claramente: no habrá ninguna tolerancia para quienes cuestionan las dignidad de otras personas”, dijo.

Merkel fue abucheada a su llegada al centro por unas 200 personas que corearon consignas como “¡traidora!” o “somos la jauría”, en alusión al término usado por un miembro del gobierno para denunciar los actos xenófobos de la extrema derecha. “Si el mayor número posible de personas pudiera decirlo claramente (…) en su trabajo pero también en conversaciones con parientes, amigos o en familia, seríamos más fuertes y mejores para enfrentarse a esta tarea”, que consiste en acoger a los refugiados, añadió, después de una visita de varias horas al centro.
Pocas horas antes de esta visita de Merkel, otros dos nuevos incidentes contra centros de acogida de refugiados –un intento de incendio y una agresión frustrada– se produjeron entre el martes y el miércoles en el este de Alemania, sin causar heridos.

Alemania está en primera línea en la crisis migratoria que afecta a Europa.

El país espera unas 800.000 demandas de asilo en 2015, cuatro veces más que el año anterior. Refiriéndose a los actos xenófobos en Alemania, el presidente del país Joachim Gauck criticó lo que denominó la “Alemania oscura”.

Sin embargo, el 60% de los alemanes considera que el país tiene los medios de acoger a todos los refugiados, según un sondeo de la cadena ZDF del 21 de agosto.

Por ello, la opinión pública considera chocantes los actos xenófobos contra los centros de acogida en Alemania.