Mes de la Biblia: Guía para leerla completa y de forma fácil

Mes de la Biblia: Guía para leerla completa y de forma fácil

Persona leyendo la Biblia (Fuente externa)

La Biblia es una biblioteca de libros. Para leer los libros de una biblioteca, uno no empieza con el primer estante y toma el primer libro, lo lee y continúa leyendo hasta finalizar con el último.

Para leer toda la Biblia se necesita tener un plan de lecturas diarias que tenga en cuenta los acontecimientos y las profecías del Antiguo Testamento en una perspectiva adecuada con el centro de la revelación divina que se encuentra en Jesucristo.

Sugerencias para leer toda la Biblia:

La Biblia no es solamente buena literatura; es la Palabra inspirada de Dios. Así como el Espíritu Santo estaba presente cuando se escribieron las Escrituras, así El debe estar presente cuando leemos la Biblia.

Podemos leer la Biblia sin la guía del Espíritu Santo y aprender ciertos datos. Pero nunca encontraremos la clave de la verdad y la aplicación de la Palabra de Dios hasta que no pidamos al Espíritu Santo que abra nuestras mentes y nos revele Su verdad.

Cada día, cuando comenzamos nuestra lectura debemos orar para que el Espíritu Santo de Dios nos ayude a entender lo que leemos y a aplicar a nuestra propia vida.

Separe un tiempo definido cada día para leer la Biblia. Es mejor al comenzar el día. Piense en  ese momento como si fuera una cita con Dios la cual debe guardar con fidelidad. No importa como se sienta, lea la Biblia todos los días. Ella siempre tiene un mensaje para sus lectores.

Biblia abierta (Fuente externa)

Lea la Escritura dándole toda su atención, sin dejar que las limitaciones del tiempo le distraigan. Sumérjase profundamente en la Palabra de Dios y deje que las personas, los acontecimientos y las enseñanzas de la Biblia se conviertan en algo viviente para su vida.

Use ayudas como comentarios, concordancias diccionarios de la Biblia y mapas. Esos recursos enriquecerán su estudio, pero no deje que ellos ocupen el lugar de la Biblia misma.

No se preocupe si no entiende algunos pasajes. A veces el leerlos de nuevo o consultando algún material de ayuda, nos aclara el problema.

Aún hoy día, los teólogos y otros eruditos de la Biblia discuten el significado de ciertas declaraciones y eventos de la Biblia. Dependa del Espíritu Santo para que le guíe hacia un entendimiento mejor y mas profundo de Dios y de Su Palabra.

Lee más: República Dominicana celebra el Día Nacional de la Biblia

Prepare un cuaderno de notas o un diario de sus lecturas. Registre allí lo que ha leído y todas las observaciones e ideas nuevas que ha sacado de su lectura.

Al escribir en sus propias palabras lo que ha leído le ayudara a recordar y aplicar la Palabra de Dios a su vida diaria.

Como ya se ha dicho, el leer la Biblia comenzando desde Génesis y terminando en el Apocalipsis no es la mejor manera de leer esta biblioteca única.

Le tomara mucho tiempo para llegar a la vida y el ministerio de Jesucristo como se lo revela en los Evangelios. Una lectura balanceada requiere leer el Antiguo y el Nuevo Testamento simultáneamente.

Aquí tendrá cinco maneras de leer toda la Biblia:

1. Ponga un marcador en la Biblia en tres lugares: Génesis, Job y Mateo. Leyendo un capítulo por día de cada una de esas secciones, usted leerá una vez todo el Antiguo Testamento y dos veces todo el Nuevo Testamento en un período de dieciocho meses.

2. Lea un capítulo de la Biblia por día y habrá leído toda la Biblia en tres años y tres meses.

3. Lea tres capítulos de la Biblia por día y cinco los domingos, y habrá leído toda la Biblia en menos de un año.

4. En enero y febrero, lea de Génesis a Deuteronomio. En marzo y abril, lea todo el Nuevo Testamento. En mayo y junio, lea de Josué hasta Ester. En julio y agosto, lea desde Job hasta el Cantar de los Cantares. En septiembre y octubre, lea de nuevo todo el Nuevo Testamento. En noviembre y diciembre, lea desde Isaías hasta Malaquias.

5. El plan de Lecturas Bíblicas Semanales, que está al final de esta sección, le dirá como leer todo el Antiguo Testamento una vez y el Nuevo Testamento dos veces en un año.

La lectura y el estudio de la Palabra de Dios es una tarea para toda la vida que nunca se acaba. Una vez que usted ha leído toda la Biblia, vuelva a leerla de nuevo, quizás en una versión diferente.

Marcar citas importantes (Fuente externa)

Elija un plan diferente de lectura. Siempre use un cuaderno de notas o un diario para poder comprar sus notas u observaciones al leer de nuevo cierto libro de la Biblia.

Cada vez que usted lee de nuevo la Palabra de Dios, surgen a luz nuevas e importantes verdades.

Esta Biblia que usted tiene en sus manos tiene la respuesta al pasado, al presente y al futuro de la humanidad. Es una fuente de sabiduría e instrucción divina que nunca acaba.

Beba diariamente de esa fuente y encontrara la dirección y el propósito para su vida.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas