Métodos para reducir la acidez en el organismo

http://hoy.com.do/image/article/236/460x390/0/0E7AAF05-27BA-4FF0-96B6-DCFF3835C0D3.jpeg

Si usted está tratando de llevar una dieta saludable, tiene que tener muchas cosas en cuenta. ¿Recibe suficientes vitaminas, minerales y fibras (solubles e insolubles)?

¿Suficiente grasa buena (la que está en las nueces, el aceite de oliva y el pescado) y no demasiada de la mala (de la carne)? Y no olvide todos los fitoquímicos que usted necesita para mantenerse saludable.

¿Y qué hay del balance ácido/ básico (o alcalino) de sus alimentos? ¿Tiene que tomar en cuenta esto también?

Muchos artículos, páginas de Internet y anuncios dicen que una dieta que aumente la acidez no es saludable, quizás hasta sea la causa de muchas enfermedades, desde el cáncer hasta la artritis, la depresión y la diabetes y promueven dietas especiales o suplementos (con nombres como Acid2Lakaline o Buffer-pH+) para evitar que su organismo se vuelva demasiado ácido.

La mayoría de estas afirmaciones o están traídas por los pelos o carecen de sentido. Sin embargo, al igual que con las dietas y suplementos de moda, hay una semilla de verdad en todo. Las investigaciones han demostrado que la dieta puede influir en el equilibrio ácido/alcalino del cuerpo y que esto puede afectar la salud de los huesos.

La acidez y la alcalinidad se miden por la escala pH, que va de 0 a 14; 7 es neutral y los números más bajos indican la acidez creciente; los números más altos, la alcalinidad. El cuerpo mantiene su equilibrio ácido en el rango normal de varias maneras. El ácido se excreta a través de los riñones y también se reduce por la exhalación del dióxido de carbono. Y lo más importante, en lo que tiene que ver con los huesos, el organismo balancea la sangre (es decir, que neutraliza su acidez) mediante la liberación de compuestos de calcio, que son alcalinos.

¿Y qué hay con el efecto de otros alimentos?

Las nueces, algunos granos (como el arroz, pastas y hojuelas de maíz), quesos duros y huevos, incrementan la acidez: la leche y el yogur aparentemente, no. Las sodas, gracias al fósforo que contienen, también están altos en la escala de acidez, que es la razón por la cual algunos estudios han vinculado un consumo muy alto de soda a huesos más frágiles.

Existe una controversia, sin embargo, sobre cuán significativo es el efecto de una dieta que aumente la acidez en los huesos y el riesgo de osteoporósis, especialmente en personas que consumen cantidades adecuadas de calcio. Puesto que los riñones ayudan a reducir la acidez, y las funciones del riñón decaen con la edad, algunos investigadores creen que una dieta que aumente la acidez pudiera explicar en parte la pérdida de masa ósea en personas mayores. Pero son tantos los factores que afectan la salud de los huesos incluyendo factores genéticos, la actividad física y muchos nutrientes que es difícil tasar el efecto de una dieta que aumente la acidez.

Unas palabras para los más listos: Usted no necesita llevar ninguna dieta especial o suplementos para disminuir la acidez; no hay pruebas de que sean eficaces. Consuma muchas frutas y vegetales, y limite la ingestión de carnes. Aunque hay muchas más buenas razones para hacerlo así.

…Y aquí viene la dieta

La dieta occidental típica es alta en proteína animal, lo que incrementa la acidez en la sangre, ligeramente. Las frutas y los vegetales reducen la acidez sanguínea es decir, la vuelven más alcalina. Y no es que la carne sea de por sí ácida, sino que contiene compuestos que forman ácidos, como los aminoácidos y el fósforo.  Similarmente, las frutas y los vegetales tienen compuestos que forman alcalinos (aunque muchos de ellos tengan un sabor ácido) Estudios de laboratorio han demostrado que una dieta que aumente la acidez puede en verdad hacer que los huesos liberen calcio; los alimentos que generan alcalinos evitan esta pérdida. Las personas que ingieren muchas frutas y vegetales tienden a tener huesos más fuertes, y esto puede ayudar a explicar la razón. De ahí que los estudios hayan encontrado que la dieta DASH, que baja la presión, y que es rica en frutas y vegetales, ayude a reducir la pérdida de calcio.