México acuerda con EE.UU. “una carta paralela”

Employees works at the Villamuriel Renault factory in northern Spain on November 21, 2012. French car maker Renault plans to create 1,300 jobs at its factories in recession-hit Spain, Spanish Prime Minister Mariano Rajoy said. The French giant, which employs 10,000 people at four sites in Spain, signed a deal on working conditions with Spanish labour unions last week but is still negotiating terms with workers in France as it seeks to be more competitive. AFP PHOTO / CESAR MANSO
Employees works at the Villamuriel Renault factory in northern Spain on November 21, 2012. French car maker Renault plans to create 1,300 jobs at its factories in recession-hit Spain, Spanish Prime Minister Mariano Rajoy said. The French giant, which employs 10,000 people at four sites in Spain, signed a deal on working conditions with Spanish labour unions last week but is still negotiating terms with workers in France as it seeks to be more competitive. AFP PHOTO / CESAR MANSO

México acordó con Estados Unidos una “carta paralela” que permite proteger un volumen de autos exportados en caso de que el presidente de EU, Donald Trump, imponga aranceles por razones de “seguridad nacional”, dijo el el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.
Dijo que México necesita protegerse en caso de que Trump aplique aranceles del 25 por ciento a las importaciones de autos, como amenazó hace unos meses.

“¿Cómo nos protegemos? Con una carta paralela afuera, le llamamos un ‘side letter’; no forma parte del acuerdo”, agregó.
Guajardo describió la carta lateral como “un seguro para México”.

En una entrevista con Radio Centro, el funcionario explicó que sobre las exportaciones de autos de 1.7 millones de unidades a Estados Unidos fue agregado un 40 por ciento “adicional de crecimiento” que quedaría libre del eventual arancel si se aplica.

Funcionarios mexicanos dijeron que el 70% de los autos exportados a Estados Unidos ya cumplen con la regla de origen. “Si ponen los aranceles entonces lo que va a pasar es que a nosotros nos van a exentar esa cantidad de vehículos”, argumentó Guajardo.

Fuentes y ejecutivos de la industria dijeron que ese acuerdo paralelo permitiría a Estados Unidos aplicar aranceles de seguridad nacional sobre las importaciones anuales de más de 2.4 millones de automóviles ligeros y SUV’s mexicanos, una cifra que supera significativamente las importaciones totales del año pasado. En 2017, casi 1.8 millones de autos ligeros y vehículos utilitarios deportivos (SUV, por su sigla en inglés) fueron exportados a Estados Unidos desde México. El acuerdo lateral permitiría gravámenes sobre las importaciones de autopartes.