México busca la sorpresa y la historia frente a Holanda

México-Holanda

Fortaleza, Brasil. EFE. La selección de México afronta el compromiso ante Holanda con la intención de dar un giro a los pronósticos y alcanzar, por primera vez en su historia, los cuartos de final de un Mundial sin ser anfitrión.

Las únicas ocasiones en las que el combinado mexicano sobrepasó los octavos fue en las dos ocasiones en las que se encargó de acoger la cita. La competitividad que ha demostrado el cuadro americano alimenta sus expectativas ante un adversario que ha configurado su condición de candidato en el transcurso del torneo. Holanda, fuera de las aspiraciones al principio, creció en juego y contundencia liderado por Arjen Robben, uno de los futbolistas más en forma de la competición. México y Holanda solo se han enfrentado en una ocasión en un Mundial. Fue en Francia 1998 y terminaron igualados a dos tantos y comandando el grupo. El conjunto holandés llegó hasta semifinales, superado por Brasil, y el equipo mexicano cayó en octavos ante Alemania.

Ese es el tope competitivo que pretende superar el equipo de Miguel Herrera, que ha decidido que sea Carlos Salcido el que ocupe el lugar del sancionado José Juan Vázquez. No es favorito México, que asume el choque con la intención de derribar los pronósticos. “Holanda no es invencible” dijo Oribe Peralta.