México y Chile impidieron reconocer
golpe contra Chávez

MÉXICO (EFE).- México y Chile impidieron que prosperara un acuerdo encabezado por Estados Unidos y España para reconocer y apoyar el golpe de Estado contra el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en abril de 2002, afirmó el ex canciller mexicano Jorge Castañeda.

   “No sólo dijimos que no, sino sobre todo con los chilenos, volteamos la asamblea y, gracias al trabajo de Soledad Alvear (la canciller de Chile) y mío los presidentes del Grupo de Río decidieron mandar más bien una declaración de apoyo al orden constitucional”, señaló Castañeda, entonces canciller de México, según publica hoy el diario “Reforma”.

   Destacó que un día después de la declaración “se restableció a Chávez”, con lo que “mucha gente se dio cuenta de que habíamos tenido la razón”.

   Castañeda reveló que hubo dos propuestas de apoyo al empresario golpista Pedro Carmona, quien encabezó el movimiento que derrocó momentáneamente a Chávez en abril de 2002.

   La  primera fue liderada por Estados Unidos y España y la segunda por los entonces presidentes de Colombia, Andrés Pastrana, y de El Salvador, Francisco Flores, durante la Cumbre del Grupo de Río, para evitar que Chávez retomara el poder.

   “Efectivamente, hubo esta propuesta (de apoyar a Carmona) por parte de EEUU y España, de emitir una declaración con México, Brasil, Argentina y Francia de reconocimiento del gobierno de Pedro Carmona”, afirmó.

   “En la Cumbre de Río -añadió- donde no estaban Estados Unidos ni España, pero sí los centroamericanos y, especialmente el presidente Flores y en menor medida el presidente Pastrana, que también trataron de mover las cosas en apoyo a Carmona”.

   El ex canciller, quien dimitió en enero de 2003 para enfocarse en su campaña presidencial para las elecciones de 2006, señaló que para Fox, representante de una democracia naciente, “hubiera sido un detalle grotesco apoyar a un gobierno golpista”, según el diario.