Fueron revelados los miembros de la realeza británica señalados como “racistas” por Meghan Markle

Fueron revelados los miembros de la realeza británica señalados como “racistas” por Meghan Markle

Piers Morgan, periodista y presentador de televisión británico, ha causado un nuevo revuelo en el seno de la monarquía británica.

En su programa Piers Morgan Uncensored, no se calló nada y reveló que las controversiales preocupaciones sobre el color de la piel de Archie, el hijo del Príncipe Harry y Meghan Markle, habrían sido expresadas por el Rey Carlos III y Kate Middleton, según filtró por error la versión neerlandesa del libro monárquico “Endgame” de Omid Scobie.

El episodio, transmitido este miércoles por la noche, ha sacado a la luz este delicado asunto que ya conmovió a la opinión pública en marzo de 2021 cuando Meghan Markle y el príncipe Harry compartieron en una entrevista con Oprah Winfrey que un miembro de la realeza habían mantenido conversaciones sobre el tono de piel que tendría su por entonces futuro bebé. Si bien solo mencionaron a una persona, Scobie aseguró en su libro que fueron dos los que expresaron preocupación.

Sin embargo, el autor mencionó que no revelaría los nombres debido a que las leyes de difamación en el Reino Unido no se lo permiten. Así, aseguró que nunca develó nada en la versión original y que la filtración en su versión al neerlandés se trató de una traducción errónea.

Omid enfatizó en una aparición en televisión holandesa que no ha aprobado ninguna versión con tales datos y confió en que la editorial resolverá el presunto “error de traducción”. Pero Morgan puso en duda la explicación de Scobie, insinuando que la equivocación pudo haber sido premeditada: “Eso no tiene ningún sentido. Porque ¿cómo traduces mal los nombres? O están ahí, o no lo están”.

Según el periodista británico, “el Rey Carlos y Catalina, princesa de Gales” fueron las dos personas que expresaron preocupación por el tono de piel que tendría Archie antes de nacer (Foto AP/Matt Dunham, archivo)

Piers, firme en su posición de que los miembros de la monarquía no harían tales comentarios “racistas” hasta que se demuestre lo contrario, argumentó su explosiva revelación dirigiéndose al público del Reino Unido: “Francamente, si los holandeses que pasean por una librería pueden cogerlo y ver estos nombres, entonces ustedes, los británicos de aquí, que de hecho pagan por la familia real británica, también tienen derecho a saberlo”.

A continuación, procedió a asegurar enfáticamente que los nombres mencionados en la traducción holandesa de “Endgame: Inside the Royal Family and the Monarchy’s Fight for Survival”, fueron “el Rey Carlos y Catalina, princesa de Gales”. Al respecto, ningún miembro de la realeza se ha pronunciado públicamente hasta el momento.

Piers Morgan cuestionó el «error de traducción» que justificó Omid Scobie por la filtración holandesa: «Eso no tiene ningún sentido. Porque ¿cómo traduces mal los nombres? O están ahí, o no lo están”

El libro de Omid Scobie, que explora el estado de la familia real tras la muerte de la reina Isabel II, fue removido de las estanterías en Países Bajos en cuanto se acreditó que los ejemplares traducidos al neerlandés evitaron la omisión de los nombres del máximo monarca británico y de la esposa del Príncipe Guillermo involucrados en los incómodos comentarios hacia un recién nacido Archie, el primogénito del príncipe Harry.

Continúa siendo una incógnita la razón por la que la versión en lengua extranjera del libro nombra a una persona cuando otras ediciones no lo hicieron. Tampoco queda claro si se incluyó intencionadamente o se trata de un error importante de publicación.

Las afirmaciones alrededor de una comunicación mediante correspondencia entre Meghan y su suegro sugieren intentos por ambas partes de mantener el diálogo en privado, según “Endgame”. La actriz informó al rey sobre cuestiones de “sesgo racial inconsciente” dentro de la familia, ya que, según dijo una fuente privilegiada a Daily Mail, Markle nunca habló de “racismo” como tal.

Omid Scobie ha expresado públicamente que desea que los lectores se acerquen a su libro para formarse una opinión propia, argumentando que el contenido no gira exclusivamente alrededor de Harry y Meghan, sino de la situación actual de la monarquía británica. También aseguró que su trabajo como periodista se mantiene objetivo y ajeno a lazos de amistad con la estrella de “Suits”.

Lee más: Príncipe Harry y Meghan Markle no pudieron registrar su marca Archetypes

Publicaciones Relacionadas