Migración declara “irreversiblemente cerrado” el caso de descendientes de inmigrantes haitianos ante JCE


José Ricardo Taveras, director de Migración.

El director de Migración, José Ricardo Taveras, declaró hoy “irreversiblemente” cerrada el caso en el que decenas de descendientes de inmigrantes haitianos realizaron varias vigilias frente a la Junta Central Electoral (JCE) para exigir que esa institución libere sus documentos de identidad y nacionalidad.

“La Junta no puede otorgar una cédula como ciudadano dominicano a esos indocumentados, porque, si bien es cierto que tienen un acta de nacimiento su valor es declarativo, no implica una atribución de nacionalidad negada por la Constitución, que establece la nacionalidad por sangre no más, eliminando por nacimiento en el territorio”, explicó.

Recordó al ser entrevistado en  el programa “Propuesta de la Noche” que desapareció ya el beneficio que tuvieron los indocumentados en 1997 de la Suprema Corte de Justicia que actuaba con atribuciones constitucionales y que ahora la Constitución de 2010 otorgó sólo al Tribunal Constitucional.

Debido a esas consideraciones constitucionales y legales, Taveras advirtió a los jueces de orden interior que incurrirían en prevaricación si fallan a favor de “indocumentados”, conforme el artículo 277 de la Constitución que prohíbe volver sobre decisiones que legalmente adquirieron la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada.

Observó que esa es la razón por la que ahora los manifestantes exigen la aplicación retroactiva de la Ley de Migración, porque desapareció la sentencia con que habían sido favorecidos cuando la Suprema Corte tenía las funciones de conocer asuntos constitucionales de los que estuvo apoderada.

Otros argumentos de Taveras. Al igual recordó que la Constitución de 1966 no definía transeúnte pero que ese vacío lo llenó luego el legislador cuando emitió la nueva Ley de Migración acogida por la Suprema, “por cuanto ninguna persona puede ahora aspirar a la nacionalidad dominicana aunque haya residido “200 mil años” en el país como indocumentado”, dijo.

Afirmó que: “por tal razón siguen siendo haitianos todos aquellos indocumentados que reclaman la nacionalidad por ser hijos de indocumentados nacidos aquí, como los que presionan a la Junta Central Electoral”.

Señaló que la Junta suspende sin declarar nulas las actas que han generado las protestas porque de lo contrario incurriría en prevaricación, por cuanto el valor de las mismas es sólo declarativo, no atributivo de la nacionalidad, concluyó.