Migración haitiana se detiene con creación de empleos

Migración haitiana se detiene con creación de empleos

Para que los haitianos dejen de ser vistos como una amenaza, desde el punto de vista migratorio, se requiere estabilidad política y empleo, es la única forma de evitar que el 83% de la población emigre hacia Estados Unidos, República Dominicana, Brasil, Argentina y Chile.

La afirmación es de Leslie Voltaire, miembro de la sociedad civil haitiana, quien analiza para Hoy los desafíos que tiene Haití por delante.

Voltaire, quien es miembro del Acuerdo Montana, considera que la migración de haitianos hacia el país se podría frenar si se establecieran empresas en la frontera, con inversión de empresarios dominicanos y haitianos.

“Mi tesis es que todos quieren que se queden los haitianos en Haití, nosotros tampoco queremos que el 83% de los haitianos se vaya, ni queremos que los estudiantes salgan del país a hacer sus licenciaturas, pero hay que fijarlos en Haití y eso tiene un costo”.

“Entonces, si Estados Unidos no quiere que sigamos emigrando, hay que darnos ocupación, crear empleos que permitan rehacer el país y nos quedemos en Haití entre 20 y 25 años”, refirió.

Puede leer: En Haití no hay garantías para realizar comicios

Desigualdades

La estabilidad política de República Dominicana atrae a empresarios haitianos que deciden invertir en el país, pero esa situación perjudica enormemente a Haití, porque lo descapitaliza, y paralelamente incrementa los flujos migratorios hacia este lado de la isla, afirmó Voltaire.

Los reducidos ingresos fiscales son otro agravante que complica la precaria situación económica del vecino país.

En ese sentido, Voltaire planteó que hay una fuerte evasión de impuestos de parte del sector empresarial.

“Si en República Dominicana los ingresos que llegan al Estado son de un 17 por ciento, en Haití serían un 8 por ciento, porque hay unos hombres de negocios que no pagan impuestos y pasan mercancías por contrabando, asociándose con hombres de negocios de República Dominicana”.

Esa evasión de impuestos, según Voltaire, se da a través del comercio entre los dos países, cuya balanza es deficitaria para Haití.

“Porque se trata de negocios que alcanzan los US$1,200 millones a través de la frontera, y Haití pierde como US$400 millones por la evasión de impuestos aduanales o el tráfico de mercancías”, expresó Leslie Voltaire.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas